Un minuto de silencio por las BUTS

Los surcos y los amores inolvidables

“Desaparecen brigadas estudiantiles en Cuba”; ese es el titular que leo en Cubadebate, tomado de Prensa Latina, de Juventud Rebelde y ausente en las líneas de la Revista Alma Mater. Confundido y sorprendido por la noticia, abro Letra joven y decido escribir aquí, supongo que eso es lo que hacen los blogueros cuando se sienten así.

“Las brigadas de estudiantes cubanos que aportaban parte de sus vacaciones a tareas económicas y sociales del país, han quedado sin efecto debido a la inviabilidad de esas movilizaciones en un contexto de reordenamiento económico”, así dice el artículo.

Yo siempre fui un universitario de los que se tomaba la FEU muy en serio. Creo que entre los recuerdos más preciados de mi vida universitaria están aquellos que nacieron en las BUTS. Nunca me sentí más útil que cuando repartí bombillos por toda la capital y podía darles a las personas en sus manos y de forma gratuita, algo que les ofrecía -literalmente- un poco de luz. Las únicas veces que me he sentido verdaderamente “guevariano” fueron aquellas que, embarrado de tierra y de fango, con cientos de papas recogidas y miles por recoger, ayudábamos a nuestras amigas de la facultad que muchas veces sobrecumplían la norma mejor que nosotros. También los merecidos y difuntos FEU-TUR casi siempre eran el premio a aquellas jornadas productivas.

Por un lado la balanza impone costos económicos y es muy cierto que las BUTS que se hicieron durante los últimos veranos eran una “pérdida de tiempo”, bautizada por la firma formal de un compromiso que muchas veces solo servía para llevar estadísticas.

Sin embargo, la nueva realidad me llena de preocupaciones. ¿Se acabaron entonces la semi-comidas debajo de las sombras de los camiones? ¿las recreaciones en las noches a base de casino y reguetón? ¿las protestas estudiantiles por la exigente norma de 20 sacos diarios en la papa? ¿los juegos, los chistes y las canciones en los surcos? ¿las Anas, las Lauras y las Katiuskas qué amamos en las literas chirriantes de los albergues mixtos? ¿en qué tarea ahora los jóvenes darán su aporte a la economía?

Yoel Pérez, miembro del Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), explicó que aunque desaparecen las Brigadas Estudiantiles de Trabajo (BET), las Fuerzas de Acción Pioneril (FAPI), las BUTS o las BELCA, eso no implicará “renunciar al vínculo estudio-trabajo”.

Incluso ahora, me parece recordar que las FAPI se activaban un 23 de noviembre. Precisamente cuando yo era pionero, y en una de esas activaciones, supe que ese día el Che realizó el primer trabajo voluntario en Cuba. Algo que los futuros pioneros sin FAPI quizás desconozcan. Por otro lado, la lógica económica es real. Es por eso que yo sigo confundido.

Hoy desaparecen las BUTS. Asisto a su velorio con una mezcla extraña de sentimientos, porque si bien la situación económica y el Buró Nacional dicen que las BUTS estaban de más, yo por mi parte, las echaré de menos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Rodolfo Romero Reyes y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s