El riesgo de Félix

Félix se tomó su tiempo. En los varios años que llevaba como universitario nunca antes había enfrentado tan alta responsabilidad. Siempre había algún valiente que asumía por él, pero hoy no. Es cierto que antes había tenido cierto protagonismo en retos de esta índole. Todos los años el joven cienfueguero llevaba dos o tres asignaturas a un examen extraordinario que casi siempre terminaban en las llamadas «tertulias de agosto.» Toda su familia sufría aquella temible espera, al final siempre vencía los difíciles temarios.

Pero la mayoría de aquellas hazañas bélicas no se semejaban a esta. Ahora decenas de jóvenes de su misma edad estaban pendientes de su decisión. Ante él se encontraba el más temible de los adversarios. Un dragón contemporáneo que de un soplido haría pedazos al más aguerrido de los príncipes. Trató de calcular sus movimientos, debía ser ágil, rápido, sorpresivo, de modo que no dejase a su rival tiempo para defenderse. Tenía que dar un golpe certero, porque el fracaso es sinónimo de muerte en estos casos.

Aguardó con la sabiduría de los pensadores griegos. Esperaba descubrir de un momento a otro un talón de Aquiles que le permitiera la victoria. Tenía miedo, un miedo irremediable a su oponente. El ambiente, tenebroso, lo hacía temblar. Pero hay momentos en la vida, como bien decía su abuelo, en los que los hombres se alzan por encima de los montes y no se detienen hasta tocar el cielo. Este era su momento. Félix lo sabía, sobre él pesaba el anhelo y la esperanza de cada uno de sus compañeros. Alzó la mirada temeraria. Apretó el puño con fuerza y se decidió. Ya no había marcha atrás. Contuvo la gota de sudor que bajaba por su frente, tragó en seco burlando el nudo de su garganta y con voz trémula, lanzó su grito de guerra:

—Profe, ¿podemos coger los cinco minutos?

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s