La incoherencia de Sabina (colaboración de Claudio Pelaez)

Lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.

Por Claudio Pelaez Sordo,
estudiante de Periodismo

Joaquín Sabina

Joaquín Sabina no fue el cantautor que me acompañó en mis aventuras de adolescente, pero sí lo fue para muchos de mis amigos y eso me mantuvo cerca de él y de su obra, al punto de memorizar muchas de sus canciones que se convirtieron en preferidas por el tarareo constante en fiestas o ratos de aburrimiento. No puedo negar que su poesía me gustó más que su música y, aunque algunos de mis amigos no coincidían conmigo, su “sonetario”: Ciento volando de catorce para mí resultó excelente ensayo de su poética.

El poemario lo tuve en mis manos aproximadamente por cuatro años hasta que decidí obsequiarlo a una amiga que partía hacia España. Sabina se había colado sin quererlo en mis momentos de amor, de amistad, de despedidas. Incluso hasta en el servicio militar, cuando en “la posta” la emisora que escuchaba me sorprendía con alguna de sus canciones.

Por estos días no he querido borrar todos esos momentos, pero sí a quien sin quererlo los compartió. Saber de las últimas declaraciones de Sabina respecto a Cuba me han herido un tanto. Lo último que esperaba de un intelectual como él, que ha tenido la dicha de compartir dos veces con Fidel Castro Ruz y ha estado cerca del país, era que calificara a la isla de “tremendo fracaso histórico”.

Afirma Sabina: “Yo amo mucho la isla, menos que los exiliados cubanos que la aman más que yo, pero la amo mucho y vivo todas las contradicciones que vive esa isla, que últimamente está siendo algo muy parecido a un tremendo fracaso histórico’‘.

Más adelante expresa: “Ahora hace mucho que no voy a Cuba porque me sentiría muy triste”. Me pregunto entonces como puede catalogar de “tremendo fracaso histórico” a Cuba si hace años que no viene. ¿Cómo puede arriesgarse alguien como él a emitir un criterio de algo que hace años no ve? Se me parece a Carlos Alberto Montaner quien no para de hablar de Cuba desde 1961 cuando se marchó; y ha vivido, claro está, gracias a Cuba; y ha hablado, claro está, en dirección de los intereses que le han llenado sus bolsillos.

Continúa Sabina: “Leo los periódicos, hablo con gente y sé lo que está pasando y sé que el país está en bancarrota”. ¿Qué periódicos lee Sabina que está tan desinformado? Quizás el blog de Yoani Sánchez. Parece mentira que se haya ido con “la de trapo”. ¿Con qué gente habla que no le dice toda la verdad? Se ha puesto a mirar a Cuba con la lupa de nuestros enemigos. Y si el país está en bancarrota como expresa, qué espera para unirse a Silvio Rodríguez e ir a ofrecer su música a los barrios más humildes de La Habana.

Parece que para poder cantar el 20 de octubre de 2010 en el American Airlines Arena de Miami como parte de su gira Penúltimo tren (ya no el 27 de mayo por un virus renal que lo obligó a posponer el concierto) ha tenido que seguirles el juego a quienes yo pensaba no tenían nada que ver con él. Ellos no se le han emparejado, no se han crecido; Sabina se ha rebajado.

Es increíble como la posición hacia la tierra que no les pertenece, ni nunca les pertenecerá, marca las ganancias de sus negocios. El tema es una moda que no caduca.

Hace aproximadamente un año, en conferencia de prensa ofrecida en México mientras promocionaba su disco “Vinagres y Rosas“, el cantautor español advirtió: “No firmaré ningún manifiesto ni carta contra Cuba mientras existan cosas como (la prisión de) Guantánamo o el bloqueo”.

En esas mismas declaraciones de Abril, síntoma de su incoherencia, manifestó ser uno de los artistas más tardíos en reconocer públicamente la situación que vive el país. Si de verdad Cuba es su novia, como expresara en ocasión de la presentación de “Ciento volando de catorce”, durante la XV Feria Internacional del Libro de La Habana, qué pareja más infiel ha resultado. Y si a eso él le llama amor, mejor que se dedique a amar a otros, que Cuba nunca necesitará de amores que se vendan al precio de un concierto; prefiero que la amen personas como el argentino León Gieco que no vende su ética ni por publicidad en sus espectáculos. Cuba no necesita mendigar amores pues nunca va a carecer del verdadero y sincero.

Yo quisiera que todo fuera una manipulación de las palabras de Sabina por parte de los medios, pero al parecer todo es cierto pues no se ha escuchado reclamo alguno del artista. Lamentablemente cuando hable de Sabina tendré que hacerlo desde un antes y un después porque el amor a la Patria “es el odio invencible a quien la oprime, es el rencor eterno a quien la ataca”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de amig@s que colaboran y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a La incoherencia de Sabina (colaboración de Claudio Pelaez)

  1. yusetsama dijo:

    Maravilloso articulo Claudinho, eres todo un talento en la materia. Me alegra ser el primero en opinar.

  2. Idalmis dijo:

    Su “amor a la patria” -que es nuestra patria, y no la de él- no tiene nada que ver con el de nosotros, ese en que hemos crecido. No tiene por qué ni cómo saber quiénes son los que la atacan. Que sabe de Cuba por las noticias de allá -donde, en cualquier caso, hay distintas tendencias- no es nada malo, excluyente para que tenga una opinión: hay miles de personas en el mundo que son amigos de Cuba (en nuestro sentido de la amistad con Cuba) y nunca han venido. Es más, nosotros mismos tenemos opiniones de todo tipo acerca de muchos países y fenómenos que no conocemos personalmente, verdad?
    Mira, no tenga nada en contra del artículo (incluso me parece bien escrito, agradable y… coherente). Pero no me parece pertinente juzgar a un cantante extranjero -por muy poeta y todo que sea- por sus consideraciones políticas que, además, no nos afectan en lo absoluto.
    Y que conste que me gusta Sabina, pero no te escribo por pasión ni nada parecido: habla mi sentido de justicia.
    Saludos. Idalmis

  3. mayté dijo:

    De acuerdo en parte con el artículo y de acuerdo en parte con el comentario de Idalmis, y no es que pretenda hacer un trabalenguas. Lo que me sucede es que por ese mal o buen hábito que tenemos los cubanos y que se recoje en que nos jode mucho cuando otro viene a hablar mal de Cuba, pues para hablar mal de la isla , nosotros que vivimos en ella, y más cuando como dice Claudio, Sabina hace años que no viene por aquí. Pero lo que me preocupa también es que por cuenta de estas, no tan desacertadas declaraciones (porque si no estamos en bancarrota, por lo menos andamos con la fama internacional de “mala paga”, ante los acreedores asiáticos, fundamentalmente), ahora vayamos a crusificar al autor de Contigo, vaya que recuerda a aquellos años donde Silvio, también mencionado en el trabajo, se fue en un barquito y sus canciones tuvieron un doble sentido para los que la oían y ahora sus declaraciones frente a la asamblea nacional para las personas también tienen un doble sentido, y de pornto perdemos al cantautor y lo convertimos en una figura política. En fin que podemos hacer de los artistas paradigmas en la vida cotidiana, o en la politica, pero nunca olvidar que siguen siendo artistas, para mi su misión en este mundo es el arte, y ojo que no se lea esto en un tono demeritorio, al contrario hacer arte ya es más de lo que otross hacen por la humanidad. Saludos Mayté.
    Pd: Repito: buen artículo
    Buena polémica

  4. Marcel dijo:

    El artículo no dice que el concierto en el American Airlines Arena de Miami esté relacionado con Pablo Milanés, un artista cubano que sí vive aquí y que sí lee nuestros periódicos y que sí critica la Revolución Cubana, que hace unos días participó en un concierto con sus hijas en el cine Chaplin del que ni siquiera se habló, y que está siendo combatido por los extremistas de Miami que pretenden sabotear su concierto por considerarlo “agente de castro”, ¿será coincidencia, o se tratará del mismo concierto? ¿Y por qué nuestros periódicos no nos dicen nada de las declaraciones de nuestros artistas eméritos, como Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, quien cuando la muerte de Emiliano Zapata dijo (en España) que muchas cosas debían cambiar en la Isla, o como Pedro Pablo Oliva, quien dijo, en Cuba, que creía en el pluripartidismo, y le costó la membresía en el Poder Popular? Yo no escucho a Sabina, no me interesa, ni cuando canta ni cuando habla ni cuando escribe, pero si lo hiciera, no me privaría de disfrutarlo porque no me guste lo que tenga que decir sobre Cuba, en definitiva, quien se castiga sería yo, no él. Se llama respeto a la opinión del prójimo, o como dijo Voltaire, no estoy de acuerdo contigo, pero defendería hasta la muerte tu derecho a decir lo que piensas. En cualquier caso, atacar a Sabina no es un argumento contra su opinión de que “la Isla es un tremendo fracaso histórico”, o es que, tal vez amigo Claudio, no tenías nada que replicar al respecto.

  5. Puedo estar de acuerdo con Idalmis en que “no me parece pertinente juzgar a un cantante extranjero por sus consideraciones políticas”, pero discrepo en la otra parte porque la opinión de alguien como Sabina si puede “afectarnos”, sobre todo ante el mundo (en lo particular yo lo veo como una opinión más). Mayté se cuestiona si lo enjuiciaremos como artista. Por supuesto que no. Lo que creo es que los grandes artistas deben pensar bien antes de hablar, para hacerlo con argumentos como varias veces hace nuestro Silvio.
    Realmente escribo motivado por Marcel, porque para nada estoy de acuerdo en traer a Pablo a este debate. Para mi “Yolanda”, el “Breve espacio”, la que habla de La moneda y tantas otras canciones, hacen de Pablo un excelente artista. Sin embargo, me cuestiono mucho sus declaraciones. No creo que sus críticas partan de un compromiso ético. Silvio crtitica pero hace y sale por los barrios marginales de La Habana a cantar y a fundar. En cambio Pablo no. Por si fuera poco ahora lo abuchean en Miami y se humilla y dice que ellos lo reciben así porque desconocen de sus últimas declaraciones. Eso pasa cuando uno es “tibio”, como dice una amiga mía. Si eres como Silvio, los Van Van y Paulo FG es posible que en Miami te critiquen, pero al menos en toda Cuba te aplauden. O eres como otros, que allá son muy queridos y aquí son criticados. Pero el resultado de los que actúan como Pablo es que son abuchados en los dos lugares.
    Es verdad que nuestra prensa pudiera hacer públicas todas estas polémicas y declaraciones y así los cubanos estaríamos más al tanto. También respeto la opinión del prójimo pero creo que como bien dice Marcel hay que defender “hasta la muerte tu derecho a decir lo que piensas” y ser coherente con eso que piensas. Creo que Pablo no ha sido a lo largo de su vida ni tan valiente y ni tan coherente. Sin embargo, sostengo que es uno de los músicos más brillantes que ha dado nuestro país. Y después de Silvio es mi preferido, pero te aclaro, solo como compositor e intérprete. Bienvenida la polémica.

  6. Luisa María dijo:

    Excelente, sencillamente excelente. Aunque algunas ideas podrían ser relativizadas, como todo en la vida, es un artículo muy bueno. Me alegra inmensamente ver que andas escribiendo estas cosas y con tanta sinceridad y emoción. Tú sabes por qué. Nos vemos en la Facu en pocos días, un beso,
    Luisa

  7. ngbcuba dijo:

    Luisa estas perdía. Me hace falta verte pa lo que hablamos de la revista.
    Rodo en parte estoy de acuerdo contigo, todo artista no tiene que ser también filosofo, ese, en mi opinión es el caso de nuestro Silvio. Sin embargo, salir “por los barrios de la Habana a cantar no es la única manera de fundar, Pablo también a fundado mucho, trascendiendo incluso en ámbito de la música.
    Sobre lo de Claudio con Sabina, puedo entenderlo: es dificil descubrir que el tipo que se coló en tus “momentos de amor, de amistad, de despedidas, ncluso hasta en el servicio militar” piense tan diferente a ti. Felicidades por el artículo

  8. mmmmm, la verdad q el articulo y los comentarios me dan ganas de decir muchas cosas pero toy un poco apurado y no puedo escribir mucho. no estoy de acuerdo con claudio, cuba sí está en bancarrota y eso no es un secreto para nadie, raul lo ha dicho mas o menos asi. no entiendo que nos molesta de sabina, precisamente su encanto para mi esta en que el esta loco, por tanto no le hago caso a todo lo que diga….

    lo de silvio me parece bien todo pero no me gusta que se usen sus conciertos en los barrios para esgrimir una defensa a su favor, el tampoco es un “mosquita muerta”, como todo artista es muy complicado.

    y pablo…… lo mismo, no se puede coger mucha lucha con el…

    la verdad, en resumen, me decepciono el articulo

  9. yuset sama dijo:

    La verdad es que yo no entiendo que la mayoría de las personas que han comentado aquí coincidan en el criterio de que uno tiene, como ser humano, el derecho de defender sus principios y formas de pensar o de sentir o de actuar, como dijo Marcel citando a Voltaire “hasta la muerte” si fuera necesario y que al mismo tiempo censuren en tal medida el artículo de Claudio, o que incluso David Vázquez se haya sentido decepcionado por este… El artículo de Claudio está lleno de pasión, en él volca todos sus sentimientos y aún cuando se puede no estar de acuerdo con parte de lo que expresa es digno de respetar. No voy a hablar de Silvio o de Pablo pues quiero recarcar que no estoy defendiendo el discurso de Claudio sino su derecho a expresarlo. Y me gustaria terminar con dos fraces, también de Voltaire, que encontré en Internet. “Debemos amar a nuestro país aunque nos trate injustamente.” y “Algunos están destinados a razonar erróneamente, otros a no razonar en absoluto, y otros a perseguir a los que razonan”.
    Un saludo para todos y un abrazo para mis amigos Rodolfo y Claudio.

  10. Idalmis dijo:

    @yuset, leí todos los comentarios: nadie censuró a Claudio…Nadie
    @Rodo, es un placer polemizar -aunque sea apenas un acercamiento, para bien-. Gracias por otro buen espacio. Un beso grandooote!!!
    @todos: lindo Sabina, y que diga lo que quiera…VIVA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s