¿Saben lo que es el DIH?

Yo nunca había oído hablar del DIH, o mejor dicho, todo lo contrario: escuchaba que lo mencionaban los periodistas, los analistas… pero nunca sabía de que iba eso del Derecho Internacional Humanitario ¿verdad que suena como algo aburrido? Recientemente por faltar a las clases de un curso para periodistas, un profe me pidió que como tarea obligatoria escribiera algunas ideas acerca del DIH. Las quiero compartir aquí por si acaso hay alguien interesado. ¿Sabes que pasa con los prisioneros de una guerra? ¿Sabes a ciencia cierta qué es la Cruz Roja? ¿Es correcto bombardear un refugio donde hay cien civiles y 10 militares?

La multiplicación de conflictos bélicos, la modernización de las armas, los alcances masivos de la guerra y los actos bárbaros cometidos por muchos de las potencias involucradas, hicieron que los Estados se preocuparan por establecer normas internacionales destinadas a limitar los efectos de los conflictos armados por razones humanitarias.

Los resultados obtenidos, se deben en gran medida al suizo Jean Henry Dunant, quien después de numerosas gestiones logró en 1864, en Ginebra, Suiza, sentar las bases de la Cruz Roja junto con los representantes de 17 países. Esta entidad de auxilio para los heridos de guerra, sin distinción de nacionalidades, adoptó los colores de la bandera suiza pero invertidos: una cruz roja sobre un fondo blanco. Sus esfuerzos ayudaron a crear la Conferencia de Ginebra (1863) y después la Convención de Ginebra (1864).

Desde 1864 hasta el 12 de agosto de 1949, sucedieron un grupo de esfuerzos para finalmente establecer un conjunto de convenios, rectorados por el Comité Internacional de la Cruz Roja y que dan una base legal a lo que conocemos como Derecho Internacional Humanitario (DIH).

¿Qué entendemos finalmente como Derecho Internacional Humanitario? Así llamamos al conjunto de normas, de origen convencional o consuetudinario, aplicable en conflictos armados, internacionales o no, por lo que es denominado también “derecho de los conflictos armados” o “derecho de la guerra”. Tiene por objeto el alivio del sufrimiento de las víctimas, y la protección de éstas y de los bienes esenciales para su supervivencia, limitando para ello la libertad de los contendientes a la hora de elegir sus métodos y medios de guerra.

Como se dijo con anterioridad, el nacimiento del DIH se remonta al siglo XIX. En la obra de Dunant, “Un recuerdo de Solferino” (1862), el suizo propondría que cada país constituyera una sociedad voluntaria de socorro y que los Estados ratificaran “un principio internacional convencional” garantizando una protección jurídica a los hospitales militares y al personal sanitario.

De forma general, las normas constituyentes del (DIH) quedan recogidas en:

a) Las diversas declaraciones y Convenciones de La Haya (de 1899, 1907, 1954, 1957, 1970 y 1973).

b) Los cuatro Convenios de Ginebra de 1949: I Convenio de Ginebra para aliviar la suerte que corren los heridos y los enfermos de las fuerzas armadas en campaña; II Convenio de Ginebra para aliviar la suerte que corren los heridos, los enfermos y los náufragos de las fuerzas armadas en el mar; III Convenio de Ginebra relativo al trato debido a los prisioneros de guerra en el mar; y IV Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra.

c) Los dos Protocolos Adicionales a los Convenios de Ginebra, de 1977: Protocolo Adicional I relativo a la protección de las víctimas de los conflictos armados internacionales; y Protocolo Adicional II relativo a la protección de las víctimas de los conflictos sin carácter internacional.

De los convenios de Ginebra vale destacar que I, II y III son el resultado del enriquecimiento de propuestas anteriores. No así el Capítulo IV (el referido a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra), pues ese fue elaborado específicamente en 1949. Los convenios anteriores no tenían en cuenta, a nivel de convenio, la protección a civiles pues se suponía que estos no participaran de los conflictos armados, cuestión que cambió el desarrollo tecnológico armamentista. En el anejo al IV Convenio de La Haya no se prevé la protección a civiles (solo cuando estos son espías). Ya en la Décima Conferencia Internacional de la Cruz Roja en 1921 a propuesta del Comité Internacional se establecieron un conjunto de principios relativos a personas civiles. La inclusión de este convenio en Ginebra en 1949 se considera un progreso importante del Derecho Internacional escrito en materia humanitaria.

Sobre las cuestiones del DIH, es necesario aclarar que estos convenios y protocolos adicionales tienen un carácter universal, puesto que son firmantes de los mismos la gran mayoría de los Estados de la comunidad internacional. Su aplicación no es sólo en caso de guerra declarada, sino también incluso cuando el estado de guerra no sea reconocido por alguna de las partes.

En igual sentido, se debe explicitar que el DIH se concibió para los conflictos armados internacionales. Sin embargo, para aquellos que no lo son, rigen las disposiciones fundamentales de carácter mínimo recogidas en el artículo 3 común a los cuatro Convenios.

También se establece el compromiso fundamental de respetar y hacer respetar el DIH en todas las circunstancias. En consecuencia, se abandona el criterio de reciprocidad en la aplicación del derecho; es decir, un Estado no puede alegar como causa para justificar su incumplimiento el que otro Estado no sea parte de los instrumentos jurídicos señalados o no los cumpla. De modo explícita quedan en los diferentes capítulos, títulos, secciones y artículos que será respetado el derecho a la vida y a la integridad física y moral de las personas fuera de combate y de las que no participan directamente en las hostilidades. Los heridos y los enfermos serán recogidos y cuidados por la parte en conflicto que les tenga en su poder. La responsabilidad legal de estos así como de los prisioneros de guerra las asumirá el Estado que los tenga en su poder. Esto quiere decir que ante la violación de algunas de las normas que establece el DIH, los Estados son los que serán enjuiciados y sancionados. Por otra parte es necesario que a lo interno de cada país, las constituciones y los sistemas jurídicos estén en sintonía con estos convenios internacionales.

Algunas veces se distingue entre el “Derecho de La Haya” y el “Derecho de Ginebra”. El primero sería el derecho de la guerra, por cuanto establece normas de conducta de los beligerantes durante las hostilidades. El segundo consta de las normas relativas a la protección de las víctimas en tiempo de guerra, a saber, los cuatro Convenios de Ginebra mencionados. Ahora bien, los también citados Protocolos Adicionales de 1977 recogen normas relativas tanto al derecho de La Haya como al de Ginebra, razón por la que, como señala La Pradelle (1978:30), se haya reducido esta dicotomía entre ambos “derechos” y deba ser subrayada la unidad del Derecho de los conflictos armados.

Teniendo todo lo anterior en cuenta podríamos resumir que la aplicación de estos convenios en relación con la tipología de conflictos pudiera quedar de la siguiente manera: a) para los conflictos armados internacionales aplicaríamos los cuatro Convenios de Ginebra y el Protocolo Adicional I; b) para los conflictos armados internos el artículo 3 común a los cuatro Convenios y el Protocolo Adicional II; y para tensiones y disturbios internos el artículo 3 común a los cuatro Convenios, y los derechos humanos inderogables conforme al Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

En Cuba existe el Centro de Estudios del Derecho Internacional Humanitario (CEDIH) del Ministerio de Salud Pública que es la institución de referencia en la enseñanza, investigación y difusión del Derecho Internacional Humanitario, y que prepara en cuestiones relativas al DIH a los jefes y oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior de la República de Cuba, así como a personal de otras entidades que participa en la Defensa Nacional.

Se inauguró el 23 de noviembre de 1994 a partir de la suscripción de un Convenio de Colaboración entre el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Sociedad Nacional Cubana de la Cruz Roja, con el objetivo esencial de difundir los ideales y principios fundamentales del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y el Derecho Internacional Humanitario.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Textos académicos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Saben lo que es el DIH?

  1. ya, en este sí no comento, porque cuatro comentarios en un día sería excesivo… el Bene dice que me estoy pasando, que puedo acosar, pero no agobiar, y me pregunta que si yo no pienso respetar tus DH y los DIH…:(

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s