Una carta para mi Decano: Julio García Luis

13 de enero de 2012
7:56pm

Profe, desde ayer necesito escribir algo, necesito zafarme un nudo que me aprieta el pecho y no me deja ordenar mis ideas con calma. ¿Se acuerda que ayer nos vimos? Yo estaba conversando con una muchacha de segundo año y usted pasó por mi lado, me miró y no quiso interrumpir, iba de salida y me dijo adiós con la mano. Le dije: ¿Qué tal, profe? Y sonrió con la misma sonrisa de siempre.

Unas horas después, cuando supe la noticia, lo primero que pensé fue en mi primera entrevista. Estábamos en primer año y usted nos recibió en su oficina, descolgó los teléfonos para que no nos interrumpieran y empezó a hablar de periodismo en Cuba. Era cómo si nosotros fuéramos periodistas importantes y usted nos premiaba con sus reflexiones. Tanta dedicación de su parte para una simple tarea de clases. ¡Qué detalle, verdad!

Cuando recibí el mensaje me puse muy triste. Pensé en la profe Hilda que tanto lo quiere y lo estima, y en cada uno de los profesores de la Facultad que siempre lo tendrán como su eterno Decano. Después imaginé a cada estudiante de la facultad recibiendo la noticia… Profe, solo quiero que sepa que todos sus estudiantes lo queremos mucho.

Nadie olvida sus clases de ética, llenas de modestia y sabiduría. Ni el día que descubrimos una foto de nuestro grupo como fondo de pantalla en su computadora. Por cierto, ahora mismo me pregunto ¿quién va a tomar las fotos de nuestras actividades estudiantiles? Un día dijimos que el alumno integral de FCOM sería el que más apareciera en sus fotografías, porque, profe, usted estaba en todo.

¿Se acuerda cuando aquel “explote” que hubo en la Facultad? ¿El de la Asamblea de la FEU? Dos días después interrumpimos una reunión de todos los profes con la gente del Partido para leer un comunicado. Todo el mundo pensaba que era una proclama de protesta estudiantil. Se quedaron boquiabiertos cuando dijimos que todo aquel alboroto era para celebrarle su cumpleaños, el 8 de diciembre. Usted se puso roooojoo y sonrió… Profe, vamos a extrañar mucho su sonrisa.

Hoy fuimos todos al cementerio, a su última clase. Allí aprendimos que el cariño y el amor pueden más que los celos profesionales y humanos, que la censura de idiótacras o que los reproches de un poder que nunca entendió su compromiso y su valentía. Todos escuchamos el discurso oficialista de despedida –cómo deben ser en los duelos, supongo- pero nos quedamos con el sin sabor de escuchar a algún estudiante o a algún amigo que hablara del Julio sonriente, tranquilo, del padre de diez generaciones de periodistas, del profesor que conocía el nombre de todos sus estudiantes, del que daba “botella” cuando iba o se iba de la facultad. Probablemente usted sea el único Decano al que no había que solicitarle un despacho o una reunión; bastaba con llegar a la oficina y usted enseguida nos mandaba a pasar. Le confieso que pensé en hablar hoy en el cementerio, pero realmente esa tribuna me quedaba muy grande.

Ahora pienso que además del Premio Nacional, debieron otorgarle un premio por prestar su carro para las actividades de la FEU, por firmar nuestras cartas y permisos, por desfilar en un bixitaxi en los Juegos Caribe, por abrazar a la muchacha que lloraba en un rincón de la Facu por problemas familiares, por cuidar celosamente nuestras “Copas de cultura” y por defender a sus estudiantes en cualquier trinchera y ante cualquier funcionario.

Solo le tengo un reproche: se fue muy pronto y sin avisar. Si nos hubiera dicho, le hubiéramos preparado una gran despedida con piñatas infinitas de agradecimiento, adornadas con serpentinas de mucho amor.

Pero no importa, seguiremos al pie de la letra su consejo: modestia, modestia y modestia. Trataremos de caminar por esa fina y tensa cuerda que es el periodismo cubano. Obraremos consecuentes porque usted nos enseñó que la facultad era lo primero y había que salvarla. Sabemos no le gusta tanto “bombo y platillo”, pero su última clase será por estos días el tema de periódicos, noticieros, redes sociales… porque sin dudas usted es uno de los más grandes periodistas de Cuba y una de las personas más especiales que cualquier ser humano pudiera conocer.

Prefiero pensar que no se ha ido. Su clase solo se ha interrumpido; usted, tan cordial y generoso como siempre, nos ha dado cinco minutos de receso. De un momento a otro empezará su próximo turno, y profe, le prometo que no faltaré nunca más por andar en actividades de la FEU.

Un abrazo, y que no sea el último…

Rodolfo

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Rodolfo Romero Reyes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Una carta para mi Decano: Julio García Luis

  1. Caro dijo:

    Gracias Rodo!!!

  2. pablo valle dijo:

    Un saludo desde Rep. Dominicana para ti y todos los estudiantes de la facultad, yo tuve la oportunidad de conocer a tan ilustre educador y sé que la pérdida es irreparable, me uno a ustedes en esta triste despedida, hermosas líneas escritas por ti, un abrazo grande.

  3. Cristina dijo:

    Rodolfo, me recordaste aquel día de su cumpleaños, cuando la burocracia temblaba, y nos temía. ¿Te acuerdas que fuimos tú y yo los que interrumpimos? Le dimos unas postales, en nombre de todos los rebeldes que estábamos allí. El asedio que vivió no amargó su trato hacia nosotros, todo lo contrario. NUNCA, jamás, nos regañó, asumió las cosas como si él mismo hubiese dicho cada una de las palabras. Una persona tan consecuente, tan humana, y tan identificada con las nuevas generaciones ha de ser inmortalizada en todos nosotros, en cada uno, y asumirlo como una responsabilidad. Quien sufre y hace el Periodismo cubano hoy, admirará toda la vida al Decano, por tener una visión desprejuiciada, tenaz y lúcida de lo que ha de ser nuestro trabajo.

  4. Rach dijo:

    Como en una película… imaginé cómo fue para mí cada uno de tus párrafos, y me siento privilegiada por haber podido compartir tanto con nuestro dequi de siempre… y para siempre. Aunque yo no pude estar, quizá sí debiste hablar en el cementerio, o alguien. Probablemente la tribuna quedaba grande a todos, pero de cierta forma es eso lo que se ha estado haciendo durante las últimas horas en estos espacios y quizá esta sea ahora nuestra mejor tribuna. Todos para uno, y uno para todos.

  5. Llegue nuestro más sentido pésame a toda la familia grande del profe, la verdad me conmovió mucho la noticia desde la distancia, me pareció muy digno el trabajo de mi joven colega de la tv wilmer y creo que tu “carta” es un reconocido homenaje para el dr, julio pues él como muchos otros nos enseñó que la verdad está ante nuestros ojos, sólo hay que obsrvarla bien o realmente dedicarse a mostrarla a todos. La verdad está en el hecho espiritual de contar una buena historia y con nuestros argumentos que siempre están del lado de la razón y lejos del egoísmo y el egocentrismo. Desde Bolivia nuestro respeto y lamento si mucho de lo que escribes en tu “carta” no fue dicho así en su despedida.

  6. geidy dijo:

    hermosas palabras rodo, no olvidaste un detalle. asi era el. asi lo recordaremos.

  7. Celia Perez dijo:

    bravo, rodo, te quiero mucho!!!!

  8. maria isabel tuesta angulo dijo:

    Gracias por la leccion..Rodolfo…..expresar un cariño tan grande a un profesor no es comun…..que bueno que el se fue sabiendo que era amado.

  9. Otros amigos se suman desde Facebook:

    Ciencia de Cuba:
    Yo estudié en Santiago de Cuba periodismo, y aquí siempre se habló muy bien de Julio García Luis, de lo talentoso y buena persona que era

    Liomán Lima Padrón:
    Hoy estabamos recordando en la funeraria que él siempre firmaba y le ponía el cuño a todo los papeles que uno le llevara, para lo que fuera, sin preguntar. Una vez se me ocurrió imprimir uno en el que decía que por ese medio él renunciaba oficialmente a ser Decano de la Facultad de Comunicación… y lo firmó…

    Lucia Martín Martín:
    rodo tomo prestadas tus palabras tristes y sinceras… me las llevo a mi muro …

    Gilbert Del Río León:
    GRACIAS RODOLFO POR ESA CARTA TAN IMPORTANTE EN UN MOMENTO TAN ESPECIAL COMO ESTE, CUANDO TODOS LOS QUE LE CONOCIMOS SENTIMOS ESE NUDO QUE TE AMARRO EL PECHO, ME LLEVO ESA CARTA PARA MI MURO, PUES AQUÍ EN LA REPÚBLICA DOMINICANA, DEBEN CONO …Ver más

    Carmen Lieng Mena Lombillo:
    Que lindo Rodo eso me gustó

    Vivian Monteagudo Cajina:
    Qué lindas palabras, no las olvidaré!!!!!!!

  10. Made dijo:

    Desde acá desde la Emisora Radio Libertad también lamentamos la ida física de Julio García Luis, que aunque no lo conocí, si fue así como lo describes Romero y como lo recuerdan mis colegas, pues no le queda otra a Julio que quedarse entre todos sus alumnos y las personas que le quieren tanto, recuérdenlo siguiendo como tú dices, al pie de la letra sus consejos y sus reflexiones, ese es la mejor manera de tenerlo palpable…

  11. Gabby Santoyygo dijo:

    Grande El Decano, siempre con la palabra justo en el momento adecuado! siempre el aliento al que lo necesito! y gran muestra de la sencillez que sólo tienen los grandes! millones de gracias!!!!!!! Rodo, lo mejor que he leído! nunca mejor dicho!

  12. jessica dijo:

    rodo muchas gracias por tu carta, por nuestra carta porque se que cada uno de los que conocimos a nuestro dequi, nuestro julio , nuestro profe, nuestro amigo, siente suya cada una de tus palabras y las de todos aquellos que nhan dedicado un segundo al menos para homenajear al hombre que estoy segura merecerea siempre cada uno de nuestros agradecimientos, por estar siempre ahi para nosotros, con su taza de cafe , con sus espejuelitos, y su andar apresurado, mas siemore oaciente y feliz al escucharnos, pareciia que en cada saludo esperaba que lo que lo atacaramos para algun consejo, en medio del pasillo , en una botella o en su sencilla oficina de puertas abiefrtas a la humildad, la paz, la juventud, a nosotros , sus hijos, sus nietos, pero esos a los que trataba como compa;eros, por quienes luchaba y por quienes se que hoy ,y siempre , desde el lugar donde su cuerpo descanse, nos enviara su risa,sus sabios ojos, su que calle y que pollo, su mano , su modestia, su abrazo, y sera luz y guia de aquellos que lo conocimos y pudimos contar con el ,profe, decano , amigo,no hasta dos ni hasta tres, sino contar con , el. a nosotros nos queda desearle que de una vez descanse en paz, ,Julio Garcia Luis, por los siglos de los siglos, Amen

  13. Idalys dijo:

    Grandes palabras, Rodo, las que, sin dudas, se merecía… Pero bueno, como ya sabemos: “Honor, a quien honor merece”. Es imposible que no se nos haga un nudo en la garganta al leerlas… tantos detalles tuyos. Es verdad que no se nos ha ido el “Dequi”.

  14. Marycet dijo:

    Creo que viniendo de ti, quien mejor para hablar por todos los estudiantes de la Facu, no hay un homenaje mejor para el profe Julio. Sin palabras.

  15. Brenda dijo:

    gracias Rodo por el vívido retrato del feconiano más fiel, muchas cosas han cambiado en la facultad desde aquel primer año fugaz en que conocí sus muros y recodos (desperdigados por toda la Rampa), pero nada se compara a esta pérdida; fueron pocos los momentos que compartí con Julio, pero suficientes para sentir por él un cariño y admiración enormes. Recuerdo que desde el primer semestre las clases de ética con el decano eran motivo frecuente de expectación entre nosotros los retoños, y me atrevo a decir que el plan de clases tenía sin cuidado a no pocos, era la oportunidad de pasar 45, 90 o 130 minutos con ese ser tan fenomenal lo que de seguro abarrotaba sus aulas.

  16. Yania Bradshaw dijo:

    Gracias Rodo por tus palabras, a él lo llevaremos siempre en nuestros corazones. Ejemplo de bondad, cordialidad, conocimientos, todo un educador que por suerte tuvimos la oportunidad de conocer. Besitos amigo

  17. Gracias Rodolfo… pero no fue su última clase, ustedes, sus alumnos, y los que nos sentimos como tales por compartir una jornada con él, son la prueba real y palpable de sus enseñanzas, sean siempre como él….

  18. Es que Julio García Luis nos duele a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s