El supuesto desconocido

Este año el público cubano lo vio en la pantalla grande. Si digo que actuó en Boleto al paraíso, Lisanka, Larga distancia y Habanastation, se pudiera asumir que se trata de toda una estrella de cine ¿Nadie adivina?

Mi entrevistado es Juan Ramiro Lago Jiménez ¿No reconoce su nombre? ¿Cómo es posible si es usted un cinéfilo empedernido o, cuando menos, admirador del séptimo arte hecho en Cuba? ¿Quién es esta persona que ha pasado desapercibida ante sus ojos en los créditos?

Se trata de alguien que ya pasa de los cincuenta años con muchas cosas que contar sobre su desempeño como extra y figurante del cine cubano. Debutó en el año 2007 y, aunque al principió lo tomó como un hobby, ahora considera su participación en largometrajes de ficción como algo muy significativo en su vida.

¿Tenías alguna formación previa?

“Cuando joven fui parte del movimiento de aficionados. Estudié actuación con el profesor Martínez Casado y recibí clases de canto con la profesora María Álvarez Río. Toda mi vida fui escogedor en fábricas de tabaco, pero siempre me gustó el mundo del cine. Por eso después de la jubilación, un día decidí presentarme en el ICAIC… Allí me tomaron las fotos y los datos necesarios para localizarme si algún director se interesaba en mí.”

¿Es así como funciona? ¿Ellos ven tu foto y deciden si eres la persona que necesitan?

“Algunas veces uno se entera de los casting por los asistentes de dirección; otras, la mayoría, por tus propios colegas de trabajo. Enseguida se corre la voz entre los extras cuando están realizando alguna producción cinematográfica.”

Muchos piensan que es algo fácil, sin complicaciones…

“Aunque no sentimos la presión de tener que memorizar un libreto, uno siempre se esfuerza porque quede bien. Incluso cuando es un solo minuto en pantalla, uno tiene que ser creíble y hacerlo con profesionalidad. Hay algunos directores que nos toman muy en serio, te preparan, te piden exactamente lo que ellos quieren porque son perfeccionistas y están pendientes de cada detalle”.

¿Alguno en particular que recuerdes?

“A Fernando Pérez en “José Martí, el ojo del canario”. Yo fui extra en una de las escenas que recrea los sucesos del teatro Villanueva. Debía estar en la calle, entre los carruajes y los caballos, en el momento que Broselianda Hernández cruza la calle. Ese fue un momento de mucha presión, no solo para ella, sino para todos los que estábamos allí. Es lindo cuando pasa eso, todo es tan real, tan creíble, y aunque no seas el protagonista sientes toda la emoción del momento”.

¿Cómo es la atención que se tiene con los extras?

“La atención siempre ha sido muy buena. Casi nunca hay dificultades con la merienda o el transporte. A veces no entiendes cosas como, por ejemplo, por qué cada vez que hay un casting tienen que volver a fotografiarte… pero bueno, esas son boberías.”

¿Hay algo dentro del cine que prefieras en particular? ¿O algo que no te guste en específico?

“Uno hace cualquier cosa o casi cualquier cosa, pero también uno tiene sus preferencias. En mi caso, me encanta trabajar en interiores y compartir escena con jóvenes actores ¿Qué no haría? Un desnudo, por ejemplo. Por otra parte me gustaría participar en cosas diferentes; por ejemplo, propuestas humorísticas”.

Solo ocho preguntas se pueden hacer durante una prueba de vestuario antes de la próxima escena. Rápidas y breves, las respuestas permiten un primer acercamiento a esta parte del cine bastante poco conocida y reconocida. Conversar con Juan Ramiro, percibir la emoción que le imprime a su trabajo, es suficiente para entender que no siempre lo que se nombra como ‘extra’ es algo de lo que se puede prescindir.

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en 7 Post de Rodolfo Romero y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El supuesto desconocido

  1. Denisse Hernandez dijo:

    interesante!!

  2. yuset sama dijo:

    Leí los dos primeros párrafos y me parecieron interesantes, pero ahora mismo no tengo tiempo de leer todo el artículo, pero desde ya te advierto que si más tarde me lo leo completo y me quedo sin saber de quién se trata la persona te voy a mentar cada uno de los integrantes de tu familia, aunque no conozco a casi nadie, sólo a tu hermano, salu2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s