La revista Alma Mater: ¡otra vez clandestina!

Así informaron este miércoles fuentes no oficiales: la revista joven más vieja de Cuba, que este año celebra su aniversario 90, volvió a la clandestinidad.

Fundada por Julio Antonio Mella en pleno apogeo de las luchas estudiantiles en 1922, la revista Alma Mater, que siempre ha presumido de ser la voz de los universitarios cubanos, ha transitado por diferentes etapas. En la época de Machado tuvo sus momentos de clandestinidad y después dejó de editarse hasta que en 1952 emergió para hacerle frente a la dictadura de Batista.

Cuando triunfa la Revolución, la revista cambió un tanto su perfil pero, aún cuando se contagió de algunos defectos complacientes de la prensa de aquellos primeros años, los intereses estudiantiles seguían siendo el eje central de la propuesta editorial y no dejaban de aparecer posturas críticas, incluso en relación al propio funcionamiento de FEU.

Sí, porque la FEU y la revista no siempre anduvieron por los mismos caminos. Eso no ocurría en época de Mella cuando era la FEU quien hacía la revista. Ahora la revista se edita en la Editora Abril y existe alguien del secretariado que debe “atender” la publicación.

“Desde el año pasado en que la revista cambió su formato, se empezó a imprimir en el poligráfico Federico Engels y se decidió venderla en los estanquillos, casi nadie a podido leer la revista, por lo que se presupone que volvió a ser clandestina”, comentó uno de los miembros del equipo de investigación a cargo del caso “La pérdida del Alma”.

Por solo poner un ejemplo, a fines del mes de febrero solo se habían impreso los números publicados hasta septiembre de 2011, para un desfasaje actual de 5 meses que puede aumentar en dependencia de la crisis económica mundial, los precios del petróleo y los conflictos en el Medio Oriente. La única vía de acceso es su sitio digital, que a años luz de la web 2.0, no ofrece ninguna interactividad a los usuarios (¿es muy complicado que en la UCI se monte la revista en un portal decente?).

A mí, por ejemplo, o a mi colega Yuris Nórido, nadie nos puede leer porque nuestras secciones no aparecen ni siquiera en la web; a no ser que descargues los PDF (vía única y efectiva para adquirir la revista en tiempo).

El grupo de investigación, integrado por antiguos dirigentes de la FEU, aseguró que todos estos contratiempos responden a una intención política para que la revista vuelva a ser clandestina, como iniciativa para celebrar su 90 cumpleaños.

Yo por mi parte hago caso omiso a los consejos de mis amistades que me incitan a dejar de colaborar con Alma Mater. Llevo allí seis años (desde 2006) y aunque no me gustan estos aires clandestinos, no dejaré de escribir para ella, por tres razones esenciales: 1) Creo en la idea de Mella y en la revista que él fundara en 1922; 2) Tengo fe en que, con el esfuerzo de todos, Alma Mater sea verdaderamente la voz de los universitarios cubanos y 3) sostengo la tonta ilusión de que algún día paguen un poco mejor las colaboraciones.

Aclaración del autor: los contenidos de esta nota son ficticios, cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Rodolfo Romero Reyes, Humor y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La revista Alma Mater: ¡otra vez clandestina!

  1. Idy dijo:

    Lo que más me gusta del post son tus razones para seguir colaborando. Ahora, creo que “clandestina” no es la palabra exacta, pero esa no voy a decirla yo. Durante los 5 años que estuve en la Universidad -de La Habana, es decir, ahi mismo- vi la revista unas 3 veces. Y la verdad podría ser muchísimo mejor -esto es “con cariño”- como en fin le pasa a tooodos nuestros medios.
    Si Mella ve esto (la “clandestinidad”, digo)…creo que no le gustaría mucho.
    Un besito rodo, y sigue así romanticón, que si no…

  2. puras coincidencias??
    Bueno, yo la última que compré fue la de septiembre 2011…desde entonces pregunto incesantemente en el estanquilo y me dicen que no ha llegado…
    Pero usted tranquilo, que las anteriores las tengo tan archivadas y releídas…y me he reido tanto con tus ocurrencias, que no podría pensar que alguna vez ya no te lea…No, tienes que escribir. Cuando sea “completamente” clandestina, pues, te leo en pdf…

  3. Dore dijo:

    Alma Mater siempre se ajustó a su tiempo, eso es lo mejor que tiene, se hizo cuestionamientos, (aún los hace), los hicimos Rodo nosotros mismos en 2006, 2007 … Claro siempre pudo ser más crítica, más profunda… sin embargo quedó olvidada y fuera de la vida estudiantil. La difícil circulación de su corta tirada limitó que fuera leída por los universitarios a pesar de los esfuerzos de su consejo editorial. Y recuerda q el pago en ese entonces nos parecía un dineral jajajajaajjajajaj como cambian los tiempos, verdad?. Así es q no dejes de escribir para ella, aunque sea casi de favorcito, y de forma clandestina. Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s