Primer encuentro de blogueros cubanos (periodismo joven)

A finales de abril tendrá lugar en la Universidad de Matanzas un encuentro de blogueros promovido por la Joven Cuba, un blog que desde hace un tiempito está dando de que hablar en la web.

Por eso este post lo quiero dedicar a David y a Rafael. ¿Y quiénes son ellos? ¿Qué tienen que ver con el encuentro? Bueno el Deivi y el Rafa son estudiantes de periodismo, lo eran hacen tres años cuando los conocí, pero dentro de dos, ya serán “periodistas”, graduados y profesionales. Pero sucede que desde ya, son periodistas, periodistas jóvenes que escriben en Cubadebate, en Internet.

La foto no es casualidad. Andaban de aventuras, por allá por Televisión Serrana, tocando con la mano otra realidad, para escribir, para contar, para vivir, que es lo que uno hace cuando estudia. En la Facultad algunos, incluso profesores, los miran de reojo. Ven en ellos competencia y no entienden por qué gozan el privilegio de ser publicados. No entienden que ellos publican porque trabajan, pinchan, insisten y esa es la única “clave de su éxito”.

Pero lo que más molesta a algunos es que ellos no son los clásicos “buenos estudiantes”: esos que hablan con lenguaje rebuscado, se visten con ropas elegantes, van a fiestas con caché y le “rinden” a los profesores más encumbrados. Quienes los conocemos sabemos que a los dos los puedes encontrar con los aspectos más informales (sobretodo a David), en shores y chancletas, sentados en el piso de Facultad, faltando a los turnos de clases de vez en cuando como buenos universitarios, tomando ron de 60 pesos (o incluso menos) y diciendo que sí a cuánto proyecto loco y útil le propongan por ahí. Y aunque hacen y estudian periodismo hipermedia, no lo colocan en una cima más alta que la que lleva, o andan pregonando sus potencialidades, como hacen algunos, con bombos y platillos que no siempre suenan bien.

Uno más profundo, el otro más intrépido; uno más bohemio, el otro más chismoso; uno más culturoso, el otro más jodedor; ambos hacen una buena pareja de trabajo. Y ambos, por cierto, fueron los dos amigos que me ayudaron a crear este blog. Ellos, que sí son nativos digitales, dieron los primeros clics en estas páginas. Porque ellos también tienen blog, también irán a Matanzas y también son mis amigos.

Y es que un encuentro de blogueros es eso. No es un “tatami político” o una tribuna ideológica.  Es un encuentro entre amigos. Amigos jóvenes que escribimos de Cuba y desde Cuba. Con un único compromiso -que si se quiere es político-, un compromiso con nuestro tiempo. Puede que nos equivoquemos, puede que algún post ofenda a la “censura” o caiga en los clichés de las frases políticas de los años 60, puede que escribamos desnudos o que nos guardemos cosas para compartir fuera de Internet. Pero lo que sí es seguro es que, como puede ser, será. Seremos. Somos. Y por eso, y para eso… nos vemos en Matanzas.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Rodolfo Romero Reyes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Primer encuentro de blogueros cubanos (periodismo joven)

  1. sí, nos vemos en Matanzas.

  2. eldavixxl dijo:

    solo me queda agradecerte, ya pensaba q nadie lograría entenderme ni un poquito, gracias mi hermano, nos vemos en matanzas, ahí te compro las cervezas q te debo

  3. izmatopia dijo:

    mira que me dan envidia, mira que son malvados!!

    ¿porque yo no soy periodista y porque no puedo ir a Matanzas? Malos!!!!

    Besos y que se diviertan de lo lindo!

  4. Isa dijo:

    Excelente post,ya antes había visto tu blog y me agradó, ahora me acerca más a ti un amiga común. Dorelys Cannibel. Un abrazo pinareño.

  5. rosakiel dijo:

    ¿¿¿¿¿Tanto ha cambiado Fcom que ahora los “bueno estudiantes” se describen así?????: “Pero lo que más molesta a algunos es que ellos no son los clásicos “buenos estudiantes”: esos que hablan con lenguaje rebuscado, se visten con ropas elegantes, van a fiestas con caché y le “rinden” a los profesores más encumbrados.” ¿Y quiénes son los “profesores más encumbrados”? ¿Y es cierto que los “envidian” por publicar en Cubadebate!?

    Hmmm, ya sé que, en teoría y en clave de nostalgia, “todo tiempo pasado fue mejor”, pero al leer este post no puedo evitar recordar que hace unos años, primero como estudiante y luego como profe de Fcom, nos alegraban las salidas en cámara, la voz en el micrófono radial o la firma bajo el texto impreso de cualquiera de los habitantes de la Casona de G… sobre todo, cuando eran buenos, claro. Y no sólo en los medios oficiales, con las mayores tiradas o el mayor alcance nacional o internacional. A veces, la mayor de las alegrías, y el mayor de los “dolores de cabeza” también (las más interminables reuniones para defender posturas y derechos ante “las alturas” extrauniversitarias), estuvieron en las pocas páginas de “La Página”, unas hojitas escritas y escasamente reproducidas (fotocopiadas y pasadas de mano en mano) por jóvenes e inquietos “proyectos de periodistas”, con la complicidad de muchos de nuestros jóvenes y viejos profes, mutuamente agradecidos y orgullosos!!!. Ninguno de nosotros, ni estudiantes ni profes, era ni podía aún ser bloguero (hasta en Cuba avanza rápido la tecnología en apenas 5 o 10 años!), apenas teníamos no ya conexiones a Internet, sino tiempos de máquina o PCs o laptops o “ropas elegantes” en casa; pero estuvimos juntos y nos agradecimos el aprendizaje mutuo en muchos proyectos. Y repito, les escribo como ex estudiante y ex profe.

    ¿Será que no queda ninguno de esos alumnos y profes que recuerdo? ¿Será que también a los “exitosos” y “envidiados” nos hace falta un toque de humildad? ¿Será que, a veces, con los amigos, nos ciega la pasión? Y, por cierto, ¿no puede un encuentro de blogueros ser otra cosa que un “encuentro de amigos”? ¿O es que blogueros desconocidos, conectados con temas similares desde perspectivas diferentes, y otros “Andersdenkenden” a lo Rosa Luxemburgo no pueden encontrarse? Tiro piedras al mar desde la distancia, ya sé, pero es que hay afirmaciones que no puedo leer sin saltar de la silla.

    Siempre hubo y habrá, ciertamente, profes y estudiantes, periodistas y “proyectos de periodistas” movidos por extrañas razones: ¿envidiosos, injustos, falsamente encumbrados, creídos?… con publicaciones o sin ellas. Pero algo me dice que los otros que recuerdo, y otros nuevos como ellos, siguen existiendo; esos, de cuyas publicaciones, grados académicos, nacimientos de hijos o nietos, me sigo alegrando, cuyos “dolores de cabeza” con “las alturas” o con “el día a día” me siguen entristeciendo, sinceramente, en la distancia, vía FB, Twitter & Co. Debe ser por eso que llegué a este blog y a este post, que no pierdo la costumbre, de ex estudiante y ex profe, de seguir las publicaciones, grados académicos, nacimientos de hijos o nietos, “dolores de cabeza” de nuevos profes y nuevos estudiantes, que ni siquiera conozco fuera del espacio virtual, que no saben que existo, pero que me recuerdan a aquellos de “La Página” & Co (he seguido a estos chicos “envidiados” en Cubadedate o en sus comments a otros blogs y llegué aquí vía: http://espaciodeelaine.wordpress.com/2012/04/26/la-humildad-el-agradecimiento/). A los otros, les soy sincera, casi nunca los recuerdo, ni los sigo.

    En fin, perdón por la “muela”, muchachos, debe ser que esta ex alumna, ex profe y aún bloguera, se está poniendo “vieja” y sentimental.

    • Antes que nada, gracias por este comentario, honesto y transparente. Si me dejas te respondo por partes. Particularmente siempre he tenido mis dudas con mi concepto de “buen estudiante”. En mi opinión muchos se guían por elementos formales a la hora de catalogar a un estudiante. Siempre he pensado que la vida de estudiante es mucho más que salir bien en las pruebas y asistir a clases. A veces decimos que alguien es el mejor estudiante de un aula y nunca ha ido a una peña, a un festival, a los Kribe, a las fiestas del aula, a una recogida de papas o ha apoyado al grupo cuando hay que enfrentar sentimientos autoritarios de un profesor. Pero repito esa es mi opinión, probablemente porque nunca fui de los buenos (en ninguno de los dos conceptos).
      Sobre el tema de envidia o competencia, lamentablemente he conocido posturas recientes de este tipo por parte de algunos profes y estudiantes (o al menos es la impresión que a mí me dan), aclaro que no son la mayoría. Y eso es lo que me molesta, coincido con el post de Elaine, los profes deben alegrarse por cada mérito de sus alumnos, es una pena que no todos sean iguales.
      La impresión mía y de otro amigo profesor, joven también, es que cada vez más en la Facu se delimitan territorios profesionales, por carreras, por disciplinas… cuando deberíamos estar promoviendo el trabajo colaborativo. Si socializáramos más las investigaciones que hacemos los resultados de la facultad serían el doble o el triple de los actuales. No puedo hablar de tiempos pasados, pero sé que en la actualidad, me gustaría soñar una realidad diferente. Donde nadie se crea superior a otros, donde nos ayudemos más y nos critiquemos menos, donde se trabaje de conjunto, donde la competencia sana sea un estímulo para ser mejores y donde seamos todos amigos, aunque suene cursi.
      Pido perdón sí fui generalista. En mi post criticaba posturas muy puntuales de algunos y por supuesto que quedan profes como los que describes.
      En relación con el encuentro de blogueros, prefiero el intercambio entre amigos antes que la tribuna política oficialista. Deben haber puntos medios, pero ahora mismo no los vislumbro. Si el evento es oficialista no se invitan a los “otros”, o se invitan y los otros no quieren ir (aclaro que por otros no entiendo a los mercenarios, sino a los otros que andan por ahí con sus propias agendas); si en cambio los “otros” organizan un evento no invitarán a los oficialistas y así, eternamente. Yo personalmente voy a donde me inviten, a compartir, a conversar y a aprender de todos. Sin más muela, me despido, una vez más, te agradezco mucho tu comentario. Cuando alguien salta de una silla, es porque siente, y cuando alguien siente cosas se gana la admiración y el cariño de este humilde internauta.

  6. rosakiel dijo:

    Pues gracias a ti por la respuesta, que me dejó más tranquila que el post 😉 Aunque ya sé que los post no son para tranquilizar, sino todo lo contrario… Pero es que hay muchos que no merecen esas generalizaciones si se trata de criticar “posturas muy puntuales”. Esas, como el ambiente intra y extrauniversitario que describes, siempre las hubo y las habrá. También ese hastío de “la tribuna política oficialista”. Los recuerdo. Los sigo viviendo. Viajan conmigo a donde quiera que llego, por eso insisto en que “labanaestaentodaspartes”. Pero si aún tienes la suerte de trabajar con profes amigos, de tener alumnos amigos, pese al resto, disfrútalo. Es un raro privilegio, ahí y aquí, que también conozco y extraño. El “resto” no merece ese post. No merecen ninguno. O merecen otro, más claro, con los puntos sobre las íes. Este, es una punta engañosa del iceberg, me parece. Pero, ya sé. Yo tampoco escribí ese otro post en su momento. Un abrazo desde acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s