¿Cómo puede un bloguero cubano criticar al gobierno sin ser tildado de disidente?

La pregunta la hizo La chiringa de Cuba, uno de los blog más valientes que hay hoy en Cuba. El debate ha ido cogiendo forma. ¿Cómo reproducir ideologías en la web sin parecer dogmático? ¿Cómo incluir las críticas con valentía y sin miedos? ¿Qué hace un bloguero cuando la institución a la que él pertenece arremete contra él por cierta publicación?

Aquí nadie dará respuestas a esas interrogantes, pero la idea es ponerlas sobre el tapete. Ya se dijo que aquí faltan voces, las necesidades logísticas y otras mediaciones así lo impidieron. Se están proponiendo crear espacios on line para que cada bloguero cubano pueda escribir su ensayo, su ponencia y que todos la puedan leer. Poco a poco pero estamos llegando a propuestas concretas. Las ponencias estuvieron bien pero el debate posterior, en mi opinión, ha estado mucho mejor. Sigo en la tarde. Me cuadra este “periodismo” on line.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Rodolfo Romero Reyes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Cómo puede un bloguero cubano criticar al gobierno sin ser tildado de disidente?

  1. Así son las cosas Rodo. Veremos que pasa en la tarde, aunque hon estamente creo que la pregunta al aire quedará en tierra de nadie, y como casi siempre pasa, volveremos al punto inicial. El silencio y la complicidad. Gracias por esta cobertura casi a tiempo real. Muchos deben aprender de ti. Abrazo y ojalá me equivoque en mi anterior planteamiento, aunque no lo creo.

  2. El dos de La Chiringa dijo:

    Lamentablemente no he podido estar con ustedes pero he seguido todo por twitter. Me parece muy oportuna la pregunta de La Chiringa pero más lo serán las respuestas, si las hay. Se habla de propiciar el debate en torno a muchos temas pero ¿estamos preparados para escuchar opiniones opuestas a la nuestras con respeto y tolerancia? Martí era de esos políticos que jamás ofendió a sus adversarios, ni siquiera cuando estos de oponían abiertamente a la independencia o defendían la anexión a los Estados Unidos. Es necesario rescatar ese respeto, la capacidad de escuchar en un país en el que los pluralismos se hacen cada vez más marcados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s