Mujer atravesada

Cierto día una muchacha me confesó su pasión por La Noche, uno de los textos de Eduardo Galeano. Ella dijo de memoria: “No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera…”, entonces la interrumpí y continué: “…le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta”. Los dos sonreímos.

Desde ese día tengo su rostro atravesado en algún lugar y una vez más no he podido descifrar el por qué.

Julio de 2007

 

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Cuentos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s