Otra historia cursi, pero…

Un día, un muchacho pobre que vendía mercancías de puerta en puerta para pagar sus estudios universitarios, encontró que sólo le quedaba una simple moneda de diez centavos, y tenía mucha hambre.

Decidió que pediría comida en la próxima casa. Sin embargo, sus nervios lo traicionaron cuando una encantadora mujer joven le abrió la puerta. En lugar de comida pidió un vaso de agua. Ella pensó que el joven parecía hambriento, así que le trajo un gran vaso con leche.

El chico lo bebió despacio, y entonces le preguntó:

-¿Cuánto le debo?

-No me debes nada -contestó ella- Mi madre siempre nos ha enseñado a nunca aceptar pago por una caridad.

Él le dijo: -Entonces, se lo agradezco de todo corazón.

Años después la linda joven enfermó gravemente. Los doctores locales estaban confundidos y finalmente decidieron enviarla a la gran ciudad. Allí llamaron al Dr. Howard Kelly para consultarle. Cuando este oyó el nombre del pueblo de donde venía la paciente, una extraña luz llenó sus ojos.

Inmediatamente el Dr. Kelly subió del vestíbulo del hospital a su cuarto. Vestido con su bata de doctor entró a verla. Regresó al cuarto de observación determinado a hacer lo mejor posible para salvar su vida. Después de una larga lucha, ella ganó la batalla: estaba totalmente recuperada.

Como ya la paciente estaba sana y salva el Dr. Kelly pidió a la oficina de administración del hospital que le enviaran la factura total de los gastos para aprobarla. Él la revisó y firmó. Además escribió algo en el borde de la factura que envió al cuarto de la paciente.

Cuando le trajeron la factura ella temía abrirla, porque sabía que le tomaría el resto de su vida poder pagar todos los gastos. Finalmente la abrió, y algo llamó su atención: en el borde de la hoja leyó estas palabras.

“Pagado por completo hace muchos años con un vaso de leche”

( Firmado) Dr. Howard Kelly

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de amig@s que colaboran y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Otra historia cursi, pero…

  1. Mar dijo:

    Awwwww…. este es el segundo post de hoy que me hace sentirme como un flan por dentro.
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s