Un texto un poco jodedorcito… pero que tiene razón

Otra vez tomado de un powerpoint

Un grupo de científicos colocó cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de bananas. Cuando un mono subía la escalera para agarrar las bananas, los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo. Después de algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo agarraban a madrazos.

Pasado algún tiempo más, ningún mono subía la escalera, a pesar de la tentación de las bananas.

Entonces, los científicos sustituyeron uno de los monos. La primera cosa que hizo fue subir la escalera, siendo rápidamente bajado por los otros, quienes le acomodaron tremenda chinga.

Después de algunas madrizas, el nuevo integrante del grupo ya no subió más la escalera. (De pendejo… aunque nunca supo por qué lo madrearon).

Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo.

El primer sustituto participó con entusiasmo de la madriza al novato.

Un tercero fue cambiado, y se repitió el hecho, lo volvieron a madrear.

El cuarto y, finalmente,el último de los veteranos fue sustituido.

Los científicos quedaron, entonces, con un grupo de cinco monos que, aún cuando nunca recibieron un baño de agua fría, continuaban golpeando a aquel que intentase llegar a las bananas.

Si fuese posible preguntar a algunos de ellos por qué le pegaban a quien intentaban subir la escalera, con certeza la respuesta sería:

No sé, las cosas ¡siempre se han hecho así, aquí!

¿Te suena conocido?

No pierdas la oportunidad de pasar esta historia a tus amigos, para que, de una o de otra manera, se pregunten por qué están golpeando… y, por qué estamos haciendo las cosas de una manera, si tal vez las podemos hacer de otra.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Un texto un poco jodedorcito… pero que tiene razón

  1. camarero dijo:

    rodo, soy arquitecto… una vez participé de una tormenta de ideas, siendo ya profesional, para encontrar una solución arquitectónica a un caso complejo que los proyectistas no daban con él… tuvieron la amabilidad de invitar a otros a participar… en arquitectura, como en casi todo, cuando miras mucho algo y no das, es bueno que otro mire pues de un vistazo que dé está mirando con otros ojos y lo está haciendo libre de perjuicios y vuelve a analizar lo que ya hemos analizado pero sin enquistamientos… la persona que dirigió aquella tormenta de ideas era un tipo genial, muy bueno conduciendo grupos, y lo primero que se nos pidió fue que diéramos soluciones sin ningún tipo de atadura… que obviáramos espacio disponible, problemas de instalaciones, problemas de tecnología disponible, características del suelo, etc… que lo obviáramos TODO… simplemente que solucionáramos de la primera manera que nos viniera a la mente… ese es un modo de romper esquemas que condicionan el pensamiento a una sola idea…

  2. Tunie dijo:

    Volaísimo, Rodo. Muy parecido en esencia al del elefante que no se zafa de la diminuta estaca a la que lo atan porque de pequeño probó muchas veces y no lo logró entonces. Difícil cosa es zafarse del estancamiento colectivo y ser la oveja negra, y llevarle la contraria a lo que parece invariable, absoluto, inamovible, eterno. Lo compartiré. Besitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s