Desclasificados, con el periodista cubano Ariel Terrero

Revisando la tesis de licenciatura de una amiga muy especial, descubrí una entrevista que hace seis años le hizo ella, siendo estudiante de quinto año, al periodista Ariel Terrero. Como decimos por aquí, las respuestas no tienen desperdicio. Las comparto sin permiso de la autora y sin el permiso de Ariel. Espero no se pongan bravos, pero es que hace poco leí que las tesis no debían quedarse guardadas en una gaveta. El tema es una de mis pasiones: el periodismo de investigación.

Por Karina Marrón

1. ¿En su opinión el Periodismo de Investigación (PI) existe en sí mismo o es solo periodismo bien hecho?

El PI es un tipo o modalidad de periodismo y no un criterio de calidad del periodismo. Entenderlo de esta última manera es banal y ridículo porque de hecho, existe PI bien hecho y mal hecho. Más aún, existe el PI bien hecho en términos técnicos, pero que merece ser botado en un cubo de basura porque sólo sirve para ahondar en la vida privada de estrellas de la farándula y de la política; sacando a la luz pública los escándalos de alcoba de presidentes o artistas de Hollywood, desvía la atención de los verdaderos problemas de la sociedad, en lugar de contribuir al análisis de estos últimos para su transformación revolucionaria.

De los conceptos o definiciones manejados en torno al PI, el más abarcador e integrador me parece la fórmula nombrada periodismo en profundidad, que se divide en tres ramas: periodismo interpretativo, periodismo de investigación y periodismo de precisión. Tienen elementos comunes entre sí por el manejo riguroso, sistémico y abarcador de informaciones y fuentes, para llegar o conducir a una conclusión y argumentarla. Pero también tienen elementos que les diferencian, aunque a veces se torna difícil deslindar los límites entre una fórmula y otra por el intercambio de técnicas.

A diferencia del periodismo interpretativo, el periodismo investigación es aquel que saca a la luz pública, por la acción investigadora del periodista, un dato o información que permanecía oculta hasta ese momento –algunos estudiosos añaden que es una información que permanecía oculta por acción o interés de determinadas fuerzas socioculturales.

En cuanto al periodismo de precisión, es aquel que incorporó a partir de los años 70 métodos de investigación tomados esencialmente de la sociología y que hasta entonces no se habían integrado o sistematizado en la labor investigativa del periodismo.

Volviendo al periodismo de investigación, este ha establecido con la práctica, además, formas, patrones y métodos de trabajo que le diferencian claramente del resto de las modalidades del periodismo, como los referidos a la estrategia y manera de trabajar las fuentes y las exigencias de confirmación del dato investigado, entre otras.

2. ¿Considera válida la propuesta del Periodismo de Investigación en una sociedad como la nuestra?

Por supuesto. El PI enriquece el abanico de la oferta del periodismo, que incluye muchos otros tipos también muy necesarios: el de información, el de opinión, la crítica especializada, el periodismo literario, el interpretativo y otros. En particular, el PI aporta una manera rigurosa de analizar la realidad, una herramienta de la prensa para ahondar en sucesos del interés de la sociedad, útil para revelar ángulos de un asunto que una mirada inmediata no acierta a distinguir.

Y como nadie con responsabilidad puede afirmar que la sociedad cubana está exenta de problemas, crisis, errores y funcionarios que meten la pata, entonces nuestra nación también necesita de esa otra herramienta que aporta el periodismo, para el alerta oportuno y el análisis metódico y bien fundamentado.

Además, la simple existencia del PI –a pesar de lo políticamente polémico que puede resultar, en una lectura inmediata- otorga credibilidad al conjunto de la labor de información y orientación de la prensa, entendida como sistema.

¿Cuál dedo de la mano es el que sobra? La ausencia o lastimadura de cualquiera de los dedos del periodismo hace menos firme el apretón de esa mano.

3. ¿En Cuba podría decirse que se hace en la actualidad PI?

Sí existe PI, aunque de manera muy reducida, limitada y poco sistemática. Es, digamos, un dedo muy  magullado en la mano de la prensa. En los últimos dos años, la política informativa parece haber adoptado un giro que propicia poco la aparición de reportajes de ese tipo.

Creo que existen algunos buenos ejemplos en la radio villaclareña –CMHW- y en algunos periódicos provinciales –Escambray- y telecentros –Cienfuegos-. En la televisión nacional han desaparecido las muestras visibles de hace unos años. Juventud Rebelde también ha publicado reportajes que pudieran definirse como PI, aunque ha disminuido su presencia en el último par de año.

Y en Bohemia aparecen con cierta regularidad sobre todo en la sección En Cuba, destinada a reportajes para indagar en problemas y conflictos de la sociedad. En algunos ocasiones esos reportajes terminan adoptando la forma de periodismo interpretativo, en otras es periodismo de precisión y en otras, periodismo de investigación.

4. ¿Qué factores condicionan la realización del PI en Cuba ?

En Cuba, existe mucho desconocimiento sobre las funciones y conceptos del PI -y no es algo exclusivo de Cuba: importantes intelectuales del continente participan en la polémica sobre la definición del PI, sumándose al bando que niega su existencia y plantea que todo periodismo es investigación, valoración que no comparto.

De esos nubarrones y vaguedades se agarran, sincera u oportunistamente, algunos cuadros y colegas de la prensa para negarle espacio al PI, bajo el criterio de que no existe tal modalidad. En otros casos, ven el ángulo crítico del PI y lo asumen a priori como algo opuesto al sistema cubano de poder. Pero, ¿no es el ejercicio de la crítica esencial en un revolucionario? ¿No es nuestra prensa revolucionaria?

En estos momentos tienen lugar una serie de cambios en la naturaleza política del sistema cubano de poder –mayor centralización- que han provocado una contracción en la política informativa de los medios de prensa, algo que afecta mucho al entendimiento de que la sociedad tiene en el PI un arma. De hecho, el grueso del PI que publican la prensa en las sociedades capitalistas de hoy tiene como misión proteger el establishment, el sistema, la democracia burguesa, de los vicios de la corrupción y otros que tienden a contaminar y deteriorar ese sistema político. ¿No podría cumplir igual función en una sociedad socialista?

Defender a la sociedad de sus fallas, protegerla de amenazas internas o externas, es de hecho la función que cumple en Cuba y la razón de esas esporádicas muestras de PI.

Otros factores que deterioran las condiciones para la práctica del PI es la crisis económica del país, que debilitó sensiblemente el sostén material de la prensa. Y el PI es una modalidad que requiere de recursos, espacio y tiempo.

De cualquier manera, sin embargo, pienso que la voluntad política es la principal condición para su praxis.

5. ¿Qué sucede con los semanarios provinciales, fundamentalmente en el Oriente del país?

Honestamente, no tengo suficiente información sobre la labor de los medios en el oriente del país, para intentar una valoración.

6. Si tuviera que caracterizar al Periodismo de Investigación de nuestros medios, ¿cuáles serían los rasgos más importantes que señalaría?

Definir rasgos es una tarea que necesita de una sistematización previa, para responderla con seriedad. Y yo no he estudiado la prensa para hacerlo. Te la debo.

7. ¿Cree usted que se deben tener características especiales para realizar un trabajo de este tipo o que cualquier periodista podría hacerlo?

Cada periodista tiene cualidades que lo inclinan hacia un tipo específico o un género particular del periodismo: conozco colegas con don para entrevistar, para columnistas, para articulistas o para reporteros.

Creo que el PI exige del profesional cualidades diversas, ser acucioso, tener capacidad de análisis, buen observador, pero las dos principales es ser muy trabajador y persistente porque es un tipo de periodismo que exige mucho trabajo, tesón y tiempo.

8.¿La realización de un trabajo de PI es cuestión de un solo periodista o de un equipo de trabajo?

Puede realizarlo perfectamente un periodista independiente. En algunos casos, es lo idóneo. Pero también está demostrada la eficiencia de un equipo. La unión inteligente y equilibrada de periodistas en un equipo permite multiplicar y combinar las especializaciones de cada uno y el dominio que de fuentes diversas posee cada reportero. Es una manera eficaz, además, de reducir el tiempo invertido en una investigación, que es el látigo que azota siempre al PI.

9. ¿Qué importancia le atribuye a la elaboración de un proyecto previo a la realización del PI?

Es imprescindible. Lo otro es tirar piedras y malgastar el tiempo para probablemente no llegar a ningún lugar decente.

10. ¿De dónde surgen los temas a partir de los cuales ha iniciado proyectos de Periodismo de Investigación?

De la discusión del equipo, de la observación de la realidad política, económica y cultural, de la observación del acontecer cotidiano, del estudio de la prensa, de conversaciones informales, de informes oficiales…

11. ¿A qué dificultades se enfrenta un periodista de investigación en nuestro país?

Algo de eso enumeré en la pregunta 4, quizás porque no entendí a que se refería aquella.

12. A la hora de exponer los resultados de la investigación en un producto comunicativo ¿cuáles son los géneros  más recomendables a su entender y por qué?

El género privilegiado es el reportaje: permite exponer la información obtenida en la investigación de una manera dinámica, combinando elementos de la narración, el recuento de sucesos, el análisis, citar fuentes vivas –protagonistas, expertos, testigos- y documentales –artículos de la prensa, documentos, estadísticas, informes, libros- y el empleo de recursos de la investigación sociológica como las encuestas, las dinámicas de grupo y el análisis de contenido.

Pero también pueden utilizarse otros géneros como la entrevista y la información, si se concibe como el seguimiento de un caso, cuya investigación aparece en ediciones sucesivas de un órgano de prensa.

13. ¿Cuáles son los temas que prefiere investigar como periodista?

Los económicos y los sociales.

Los primeros, porque es donde más tensos y complejos se evidencian, en mi opinión, los conflictos de la sociedad cubana hoy –y el alma del PI es eso: los conflictos.

Los segundos, porque permiten acercar más el ojo del periodista a los problemas de las personas. En esa escala, los conflictos enseñan muchas veces la cara más dramática.

14. En su opinión qué es necesario cambiar o hacer para lograr un pleno desarrollo del Periodismo de Investigación en nuestro país.

-Estudiar mucho qué es el PI para comprender su esencia defensora de la sociedad como sistema.

-Abrir un espacio más realista a la información y al debate de ideas en la sociedad.

-Descentralizar las estructuras de poder encargadas de ejecutar las políticas informativas y confiar más en la capacidad política y profesional de los colectivos y direcciones de los órganos de prensa.

-Centralizar en el Partido el control de las políticas informativas. Hoy la definición y control de esas políticas, en la práctica, está en mano de una diversidad de funcionarios de organismos administrativos que interpreta, cada uno a su manera, que debe informarse al pueblo y tienen muy poco en cuenta las orientaciones ideológicas establecidas por los sucesivos congresos del Partido y el Buró Político, aunque digan lo contrario. Si esa centralización se aplica de manera real, las direcciones de prensa tendrían mayor apoyo del Partido y serían más autónomos y rebeldes frente a los funcionarios administrativos de cada estructura de gobierno.

-Estudiar más profundamente las técnicas del PI, y de paso del periodismo interpretativo y del periodismo de precisión, para emplearlos de manera eficaz. El principal enemigo del PI es el error: un periodista que comete un error por investigar de manera superficial, pone en riesgo –casi de manera irreversible- el crédito de que necesita en esa labor. Por lo mismo, el mejor respaldo de un periodista cuando se lanza a ese camino es el propio crédito que labra gradualmente por la seriedad de cada investigación.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Rodolfo Romero Reyes, Entrevistas, Textos académicos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Desclasificados, con el periodista cubano Ariel Terrero

  1. karinamarron dijo:

    Gracias por publicarla. A mí no se me había ocurrido. Pensándolo bien… ¿Tu blog da créditos de publicación? Es que me hace falta pa’ la Maestría. jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s