En el mismo charco

En el mismo charco“Vengo de allá, de la ciénaga…”
Por Rodolfo Romero Reyes

Claudio y yo nos juramos en el mismo charco aquella tarde de largas e inútiles caminatas. Después me acordé de Martí, cuando otra bárbara abeja picó el labio de aquella niña, en una de las quizás más justas y crueles venganzas del destino cenaguero. De regreso vi otra vez un horno de carbón y recordé la cena de aquel 24 de diciembre en que Fidel fue a comer con los más pobres de la Ciénaga.

Ojalá todos los párrafos sean como este primero. Ojalá con pequeñas oraciones pueda mencionar a cada amigo, recordar cada chiste y describir cada paisaje. Pero tantos Ojalá… solo a Silvio le quedan bien.

Por eso escribiré a flashazos. Y por supuesto escribiré de Korimacao.

Los que no han escuchado nada sobre este conjunto artístico, deberían saber que tiene su sede en el mismísimo corazón de la Ciénaga. Los más entendidos, deberían enterarse que cada miembro de esa familia es una joven o un joven cubano que ha decido apostar por el sueño de hacer arte para los más humildes, los de la sierra, los del monte, los del pantano. Pero solo los que han bailado con sus muchachos, han dormido en sus literas, han compartido su desayuno o han presenciado sus ensayos hasta altas horas de la noche y madrugada, pueden comprender las esencias de ese proyecto.

Con ellos aprendí la realidad de la ciénaga y recordé el rigor del teatro. En tres días nosotros hicimos amigos y ellos ganaron admiradores. No estaba Porto, pero estaban Cuco y todos los demás. Con ellos hicimos un compromiso: contaríamos a todos su historia, les haríamos un blog, una página en Facebook, una cuenta en Twitter, porque proyectos como ese necesitan conocerse, divulgarse… crecer. Y entonces el corazón me hizo una trampa y pensé en el proyecto Escaramujo, y en tantas causas nobles que necesitan ser contadas para poder multiplicarlas luego.

Decidí escribir el post sobre Korimacao pero entonces ya no sabía como escribirlo porque sabía que otros 31 amigos escribirían también y no quería repetir las mismas cosas. Mantuve silencio por unas dos semanas pero ya hoy tengo que escribir esto que no es un post sobre Korimacao, sino unas líneas de esas que se escriben como desahogo personal. Palabras que intentan resumir sensaciones de un viaje intenso, pero que sé de antemano que no lo lograrán.

Por eso no escribiré más este post. Solo mencionaré las cosas que quedaron pendientes para otros post que sé, también de antemano, que nunca escribiré.

Queda pendiente un post sobre Liudmila y su envidiable historia de amor con Abdiel. También algunas líneas que expliquen a-que-sabe el-ca-sabe o por qué en Cuba nos vemos a las 4.20, después del timbre, y recordamos con nostalgia “las bolsitas de merienda”.

Además tengo pendiente subir algunas fotos: 1) todos en bote (solo faltaba botellas al mar), 2) nadando con chernas y con el doble de tío Alan en la cueva de los peces, 3) con el chófer nuestro pero no con nuestra guagua, 4) la foto de Karina que más me enamoró, y 5) la imagen imborrable de Elizabeth regalando su bandeja a su ilustre caballero andante.

Debo un post donde cuente de besos peludos cuyos protagonistas eran Luis Enrique y… ahora mismo no recuerdo si era la misma Karina o alguien más. También falta un post más político para decir que mientras Yoani Sánchez se reunía en los Estados Unidos con los mercenarios que invadieron Girón en 1961, los jóvenes más genuinos de la blogosfera cubana estaban en Pálpite, recorriendo la ciénaga, aprendiendo y recordando la historia de la Patria con sus más humildes pobladores, y tomándose una foto en un cartel que reza: “Hasta aquí llegaron los mercenarios”.

Quedan tantos pendientes, que es inevitable volver.

???????????????????????????????En lo personal me quedo con los besos que robé en la oscuridad de la noche, la llamada que entró a mi celular justo a la hora de las estrellas, el juego de futbol rubby en la playa, el cumpleaños y los mensajes sinceros para Susanita, los huevos traidores que se comieron Arnaldo, el Jhonny y Camilo, el poema que dediqué durante la gala cultural a aquella “inolvidable korimaquense”, el sueño de Porto y su conversación con Fidel, los juegos del “Asesino” con Carlos y con István, la canción que por orden de la Chiringa (parríbiti, parríbiti, parríbiti) inmortalizaremos Betsy, Chely y yo, el liderazgo de Karina y sus conversaciones a media noche, el Yuli y su amiga “Cepeda”, la cantante fanática a la química de Kmilo, en fin…

La moraleja es que somos una familia, con parientes recién llegados que toman fotos como Leo o que reflexionan como Raúl; otros a los que queremos mucho como al Koka y a la Coca, como a Dianet y a su “casuarina” pakistaní, como a Mary y a sus encantos de Fomento. Una familia que tiene Mariposas, Nubes y Yurislenias; que se llena de energía con Darío, Ulloa, Harold, el agente Roberto de la seguridad del Estado, y una Alternativa Bolivariana que lleva el nombre de Albita. Una familia que tiene un “pelotón suicida” que siempre estará en las buenas y en las malas. Una familia que a veces es censurada, incomprendida, pero que sueña con un país mejor y que aquí en Cuba, en nuestra Cuba, es incomparablemente feliz.

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en 7 Post de Rodolfo Romero y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a En el mismo charco

  1. Rodo, solo tú logras que después de un lunes atormentador mientras leo los trabajos del próximo sábado y organizo coberturas deje de lado las tareas y abriera el adminsitrador de la mariposa para dejarte estas letras. Solo tú tienes esa magia de escribir así, con corazón y razón.. por cosas como estas, por estas letras y por los ratos que describes y los que no están ahí es que (y ahora me gustaría que todavía no me autocensurara tanto con el lenguaje en internet para ponerte una de esas “malas palabras” que seguro te diría Tunie) se hace tan fácil quererte.. bello post amigo-hermano, qué bueno fue vernos otra vez. mariposas

  2. Pingback: Divertimento (+video) | Espacio libre

  3. ralexdelpino dijo:

    Rodo que manera de reirme con los hijos de Liudmila y Abdiel, jajaja. Me imagino a esos tres diablitos. Genial tu post. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s