Latigazo (13)

Por Héctor Zumbado

El reloj [1]

Enero 2004

Un buen día —hace como dos semanas— apareció ahí. De pronto, inesperadamente, en la esquina de 23 y N, en La Rampa. Surgió como por encanto. Nuevo, rojo, bello, imponente.

—Bello reloj —expresó macanudamente un periodista uruguayo que pasaba por ahí.

—¡Vaya! ¡Qué vacilón! —dijo el chofer de la ruta 22 que frenó junto a él. El chofer, que venía adelantado en su itinerario y, por tanto, traía la guagua arrastrando una pesada ancla, aprovechó y consultó la hora. Las 10 y 15 p.m. ¡Imposible! Si el sol estaba todavía que rajaba las piedras. «Mmmm… ¡Qué onda más rara!,¿Cuál será la envolvencia de este reloj?», pensó el chofer. Ese es el tremendo, insondable, profundo e indescifrable misterio. ¿Cuál es la envolvencia del nuevo, bello, rojo e imponente reloj de La Rampa? ¿Qué onda trae? ¿Qué hora da? Porque eso sí. Dar hora, da. El nuevo, bello, rojo e imponente reloj de La Rampa no está parado. El monstruo camina. Las manecillas se mueven, giran, lenta, suave, dulcemente. Y dan la hora. Pero es una hora misteriosa, mágica, intemporal, envolvente.

La gente pasa, mira… y se detiene curiosa, atenta. Asombrados unos, nerviosos otros, sobrecogidos, inquietos, expectantes. Y se arremolinan bajo el nuevo, rojo, bello e imponente reloj. Y surgen, inevitablemente, los puntos de vista, las explicaciones, las discusiones, las tesis.

Una señora explica:

—Ya sé, esa es la hora en que van a dar los turnos por teléfono en el Polinesio. ¡Ay, con lo que me gusta el arroz frito y el faisán!

—No, compañera —le aclara un hombre de mediana edad—, esa debe ser la hora de Italia. ¿Usted no ha visto que enfrente está la Exposición Industrial Italiana? Es lógico, ¿no?

—¡No, locos! —grita un poeta, que está en la onda de la antipoesía— ¿pero no se dan cuenta de lo maravilloso que es ese reloj? ¡Está dando la hora de las musas de ahora! ¡La antihora!

—El loco será usted —responde un psiquiatra que se ha unido al grupo—. Mire, esa debe de ser la hora del Meridiano de Greenwich, que es por la que se guía Prensa Latina que está en la esquina.

—¿Y no será la hora de Australia? —pregunta otro—. Como el MINAZ está ahí mismo, pues a lo mejor es por la onda del corte de caña australiano y eso. Vaya, digo yo…

—No, no es eso. El reloj, simplemente, da la hora que le da la gana. Y así es como debe ser —dice sonriendo un despistado con tendencia anarquista.

—¿Será el ICAIC que estará filmando una película de ciencia ficción? Una bolá de Ray Bradbury, Iván Efremov… ustedes saben como es eso.

—No, hombre, no. ¡Ja, ja, ja! —ríe un humorista—, ¿pero no ven que es magnífico? ¡Pero si es una broma genial! Lo puso en hora Charles Chaplin, Harold Lloyd… ¡ja, ja, ja!

—Compañeros —apunta un profesor físico-matemático con cara de ecuación de tercer grado—, la cosa no es de risa. Tiene su explicación lógica y científica. Evidentemente, como es eléctrico, sufrió un accidente. Ahora, simplemente, habrá que calcular cuántos accidentes más se necesitarían, suponiendo que el wattage del pico se mantenga en la misma variable de intensidad… pues se necesitarían… es realmente un problema sencillo para una computadora, pero así, grosso modo, pudiéramos calcular…

—¡Caballeros, no se rompan más el coco! ¿Ustedes no se llevan? ¿No filtran cómo es la envolvencia? Lo que pasa es que se han olvidado de ponerlo en hora. Ese reloj lo que está dando, vaya, lo que está dando es la hora de la envolvencia.


[1] Publicado originalmente en el año 1971.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s