Latigazo (14)

Por José León

El poeta de la semana

Diciembre 2000

Solo él sabe como transitar directamente del sueño a la agenda. Es lunes, una conferencia. No le desagrada, pues el marco es el apropiado: un centro cultural donde trabaja un amigo -entre otras ocupaciones también poeta. En la conferencia aborda algunos aspectos del acto creador, algunos de los misterios de la poiésis. Y eso es más que suficiente para el lunes.

Al día siguiente debate en una de las salas del Gran Teatro de La Habana. Lo acompaña un crítico de arte conocido suyo y de un selecto cenáculo. La discusión gira en torno a las notables influencias que ha ejercido la pintura cubana en… En eso llega otro poeta, también amigo suyo, quien le pide nuevamente que, por favor, vuelva a asistir a su peña. Él acepta a regañadientes y lo anota en la agenda. Hacerlo le sirve para recordar una cita con una balletómana, pero antes de que llegue esa hora, se divierte junto al crítico a costa de los asistentes al debate.

Miércoles, las horas del día están en blanco en la agenda. Previsor que es: efectivamente, la baIletómana resultó una noche agotadora, ella se extendió más allá de treinta y dos fouttés. Solo al caer la tarde aparece señalada la peña a la que había sido invitado. Lee allí uno de sus últimos textos, el que más inédito le sabe. Una muchacha aficionada al zodíaco y a los cultos sincréticos se muestra interesada en su obra, qué bien. Ya todo está listo para el jueves.

Este es el día destinado a justificar su salario. Se encamina hacia la revista. Una vez allí, se dedica a responder la sección «Correspondencia» y termina enfadándose con una de las cartas.

Lo que antes se denominaba “Llevar la poesía al pueblo”, es lo que su agenda reserva para el viernes.

Puede decirse que el recital -a cargo de dos trovadores, un cuentista y él, el poeta- resulta un éxito. Los organizadores, dos o tres dirigentes del sindicato de esa fábrica, se relamen los dedos embarrados de metáforas.

El sábado está consagrado a recorrer las bibliotecas y librerías, a asistir a las exiguas presentaciones de libros por las editoriales; pero este sábado…. ah, este sábado el poeta recibe su premio. El premio por el que ha estado penando durante meses, en espera del veredicto del jurado. Toda la prensa está allí, lo van a pregonar y comentar, sus amigos periodistas le dedicarán elogios. Algo así debe ser la felicidad. A la hora de los agradecimientos lee de su agenda algo que había garabateado meses atrás, ante la posibilidad de esta ocasión: «…Pienso que anoche unos trescientos poetas reconocidos o no, miembros de la UNEAC o no, miembros de la AHS o no, engavetaron los versos recién escritos durante la velada. Pienso sobre todo, en los que de ellos tuvieron el valor de haberlos compuesto pensando siempre en la gaveta, esperando otros tiempos…»     .

Por cierto, casi se equivoca y da lectura pública a lo que había escrito unos renglones más abajo con destino a un colega que se hallaba junto a él mientras que el jurado ofrecía sus conclusiones. Aquellas líneas decían: «Sé que conoces a esa vieja mexicana que vino junto con los del jurado, preséntamela. Quiero que me haga una carta de invitación aunque tenga que…

Pero no la lee, por suerte.

El premio no tiene mucho de metálico, aunque le permite cargar con un poco de alcohol, lo necesario para los efluvios del domingo. Mientras organiza su atestada agenda de la próxima semana, piensa que no fue necesario llegar a los extremos de la nota para que la mexicana le prometiera…

Se tira en la cama. Por fin, domingo, los efluvios, descansa. Porque bastante ha trabajado el poeta de la semana. El lunes, ya vuelve.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s