El perro que no se ahogó

Al grupo de periodismo más unido
que ha pasado por la Facultad de Comunicación

Por Rodolfo Romero Reyes

Un grupo de jóvenes cubanos había decidido subir el Pico Turquino. Después de enfrentar el reto de subir y bajar, por supuesto, pernoctaron unos dos días más en el campismo La Mula, cerca del poblado de Chibirico, en Santiago de Cuba.

Entre bromas y más bromas alguien le echó grasa a los panes que habían sobraron del día anterior. Otros tomaron fotos del “miembro más viejo del grupo”, correspondiente al profesor de Preparación Para la Defensa (PPD) que los había acompañado como guía. Y mientras la excusión a las pocetas de los Morones parecía que se robaría el show, sucedió un acontecimiento del que muchos todavía hoy no quieren hablar, pero que quedó inmortalizado en las páginas del diario de Aylín, una de las excursionistas, con el título: “El cachorro asesinado”.

“Flipper, Flipper, corre, que este perro esta agonizando”. El grito rompió el silencio reinante en el campismo y puso a la tropa en posición de combate. E l joven pensó: “Por qué me llamará a mí si total yo no soy veterinario”, pero al ver la cara de desconsuelo y el perreo (entiéndase tembleque) que tenía el perro, valga la redundancia, prefirió no decir nada.

El cachorro evidentemente había sido envenenado, o al menos así explicó uno de los trabajadores del campismo. Enseguida surgieron las ideas. Dorelys, la pinareña, propuso darle un poco de leche, Daniel Urbino pensó en untarle grasa y Flipper quería, con una inyección letal, poner fin al sufrimiento del animal.

Entre tantas “buenas” ideas, dijo alguien, al parecer experimentado en este tipo de asunto: “Si toma agua salada seguro se salva”.

Entonces otra persona de cuyo nombre no quiero acordarme sugirió: “Tírenlo al mar, una vez yo tiré uno y toda el agua salada que tragó, neutralizó el veneno… y como los perros saben nadar, se salvó”. Después de aquel criterio, tan sólido como el de cualquier doctor House, saltaron “los RESCATADORES”.

BB Pistolita, así le decían a uno de los jóvenes exploradores, tomó al perro en sus brazos y con Dorelys, Aylín y Flipper fueron directo hacia la orilla de la playa. El resto del grupo, como si no hubiese pasado nada, salió muy dispuesto a almorzar.

Una hora después BB Pistolita se presentó al comedor con los ojos llorosos de la impotencia. Al parecer algo había salido mal. La Dore estaba desconsolada y Aylín se retiró a su cabaña.

Por último, apareció Flipper con los detalles del suceso. “Cuenta, cuenta…”, dijeron los jóvenes deseosos de saber.

Y Flipper contó: Caminaron hasta la costa, lanzaron al canino a las olas, el pobre animal tragó agua desesperadamente como si adivinase que aquel era el antídoto para su mal, y entonces, inevitablemente… se ahogó.

Una carcajada malévola recorrió el comedor de principio a fin. El propio narrador tuvo que reconocer, por supuesto en ausencia de Dore, BB y la doliente Aylín, que aquella había sido una tontísima idea. Pero conectado sentimentalmente como estaba con Aylín, decidió consolarla y llevarle un plato de comida a su recién estrenada novia. Después de tocar a la puerta de su cabaña y entrar, le dijo: “Mira, te traje el almuerzo para que comas un poco”.

“No, no quiero, me siento mal”, dijo ella.

Él insistió: “Anda chica, dale, al menos cómete el arroz y este perrito”, dijo mientras miraba el perro caliente y entendía el desafortunado chiste que sin querer había salido de su boca.

Aylín, enfurecida, lo expulsó de la cabaña y aquello constituyó el fin de aquella fugaz relación.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s