Latigazo (43)

Por Antonio Berazaín (Bera)

¿Comunicación?

Mayo 2008

De que estamos en la era de la comunicación, nadie lo duda. Ahí está la tan conocida sigla TIC: (Tecnologías de la Informática y las Comunicaciones). Ahora bien, detrás de correos electrónicos, chats, teléfonos celulares, conferencias vía satélite, etc., detrás de todo eso, está la palabra, que es la clave de la comunicación entre las personas. Y a veces la gente ni hablando se entiende.

Y es que esto de la comunicación puede ser muy complicado. En ocasiones las distintas generaciones se incomunican debido a lo disímil de las referencias. Por ejemplo, la abuelita está lavando y va a tender la ropa. Le dice al niño: mi´jo, alcánzame un palito de tendedera. Y cuando el muchacho oye eso, se confunde, porque ve que está hecho de plástico, no de madera. Pero lamentablemente ninguna persona mayor dice plastiquito de tendedera.

El niño crece, ya es un adolescente y va a visitar a su abuelita. Y la abuela, que hace tiempo que no ve al nieto le dice: muchacho, como has crecido, pareces una vara de tumbar gatos. Es muy difícil entender eso. Yo mismo, que ya tengo mis añitos, nunca he visto la dichosa vara. Tampoco sé por qué razón hay que tumbar los gatos. Y si el joven quiere ir al baño, es probable que la abuela le diga: no te olvides de halar la cadena. El muchacho hace pipi y terminará halándose la cadena del cuello.

También hay incomunicación profesional, cosas que en un oficio representan algo bien diferente para otros. El caso típico es el médico que prescribe reposo absoluto para la hepatitis. Un filósofo, convencido de que todo es materia y de que la materia siempre está en movimiento, terminará cirrótico. Un físico dejará patidifuso al galeno preguntándole respecto a cuál sistema de referencia.

Hablando de la Física, otro ejemplo lo da la tercera Ley de Newton. Recordemos: si se golpea un cuerpo (acción) este responde con una fuerza igual y de sentido contrario (reacción). Imaginen a un físico que escoge a una muchacha agraciada y le lanza hacia su abultada región posterior un golpe con la palma de la mano. La mayoría de las personas dirán que el científico le dio una nalgada a la joven. El físico, en su defensa, alegará que no, que él simplemente le dio una palmada (acción) y que ha sido la muchacha quién le ha dado la nalgada (reacción).

A veces las palabras compuestas complican la situación. Por ejemplo, la palabra portañuela. Se divide en porta y ñuela. Si se piensa en vocablos como portavasos o portafolio, se comprende que porta significa algo así como que protege a, sujeta a, guarda a… en este caso, a la ñuela. ¿Y qué cosa es la ñuela? De acuerdo al concepto de portañuela, o sea, pantalón masculino, de frente entre los dos bolsillos… bueno, está claro lo que es la ñuela. Es posible que algún lector masculino descubra que tiene ñuela, como aquel personaje de Moliere que descubrió un día que hablaba en prosa.

Pero me entra una duda. Si una mujer se pone un pantalón, cómo se diría: ¿portañuela o guardañuela? Hum, la verdad que esto de la comunicación es muy complicado.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Latigazo (43)

  1. Pingback: Latigazo (43) | Bitácoras Cubanas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s