Sueños (volumen 1)

“Un sueño es más que todo
Y casi nada.
Más que todo al soñarlo,
Casi nada después.”
J.A.B.

Por Karen Alonso

+¡ndiceUna de las cosas que más me gusta hacer en la vida es soñar. Y no me refiero a soñar imposibles, ni a fantasear con futuras metas. Me refiero solo a eso: a soñar, a acostarme de noche y vivir en un torbellino de historias pasajeras que comienzan a borrarse mientras más deseo aferrarlas.

Psicológicamente hablando, los sueños son una especie de estímulo cuyas representaciones se hallan impedidas de desplegarse con libertad mientras estamos conscientes. Soñar constituye un proceso mental totalmente involuntario en el que se produce una reelaboración de información almacenada en la memoria, que tiende a estar estrechamente relacionada con experiencias vividas, por quien sueña, del día anterior.

La ciencia ha comprobado que puede haber sueños en cualquiera de las fases del dormir humano. Sin embargo, los sueños mejor recordados y más elaborados son aquellos que ocurren en la llamada fase REM (Rapid Eye Movement), última etapa del sueño y donde dormimos más profundamente.

Durante 23 años he soñado muchas veces, más de las que puedo contar, pero solo recuerdo un puñado de historias que han ocurrido en mi fértil cabecita. Hablando hace poco con un amigo comentamos los posibles “significados” de nuestros sueños y compartimos algunos de los más recurrentes. Rápidamente caímos en la cuenta de que muchas representaciones nos eran comunes.

Mientras yo le hablaba de lo absolutamente genial que sería que inventaran una maquinita de grabar y luego reproducir los sueños, él me sugirió que, dado el cariz utópico de mis aspiraciones, me dedicara sin más a escribirlos.

Reflexionando luego acerca de esto decidí describir algunas de las imágenes desperdigadas que todavía guardo. Así de alguna manera inmortalizo memorias que me resultan muy queridas, ya sea por la profunda satisfacción y paz que me brindaron o por el excitante y, en ocasiones aterrador, realismo que revelaban.

(…)

¿Quién no ha experimentado el tremendo alivio que supone despertar de un mal sueño? He tenido muchas pesadillas, generalmente del tipo en que pones todo tu empeño en correr rápido y solo consigues desplazarte en cámara lenta. Por supuesto la urgencia de correr varía con cada pesadilla: desde ser perseguida por un asesino en serie hasta ser la presa de seres sobrenaturales.

Sueño no. 1:

imagesEstá totalmente oscuro. Casi no puedo distinguir las formas que hay frente a mí. De nuevo me encuentro en los predios de mi edificio. Inmediatamente me pongo en guardia y todavía no alcanzo a entender la razón. Entonces la realidad me golpea y recuerdo por qué estoy allí.

Las máquinas, habitadas por seres de otro mundo, no nos otorgan ninguna tregua. Los combates duran días. No sé por qué me encuentro en medio de la batalla, y desarmada. Sin embargo, lo que más me aterra no es estar indefensa entre estallidos de ¿bombas?; sino saber que toda mi familia está en peligro, en alguna parte entre tanta destrucción.

De alguna forma estamos en el futuro y las predicciones de H. G. Wells se hicieron realidad. La Tierra, nuestra querida nave espacial, está invadida por… extraterrestres, y en Nuevo Vedado se encuentra el último foco de la Resistencia humana.

(…)

Sueño no. 2:

Soy una persona que en muy contadas ocasiones ha tenido sueños eróticos, por lo menos que pueda recordar. Es una condición que no me agrada mucho; tal vez por eso atesoro tanto una historia que dibujó mi subconsciente, cuando atravesaba la adolescencia, y que si la analizo a cabalidad más bien causa gracia.

 

Estoy en mi edificio. Bajo hasta la primera planta y me sitúo en el pasillo que une las tres escaleras. Me encuentro en uno de los extremos y comienzo a caminar hacia el otro, como si algo o alguien me esperara.

bradCuando llego a mi destino, justo cuando alcanzo el primer escalón, se deja ver… Brad Pitt (lo sé, los sueños pueden ser tan previsibles). Por supuesto la emoción me embarga, siento el corazón latir a casi mil por segundo; pero lo que sinceramente más me gusta es la ropa que trae puesta.

Ataviado con uno de esos conjuntos que suelen usar los deportistas de lucha grecorromana (se llama maillot, por cierto), Brad me mira desde unos ojos que nunca parecieron más cautivadores. Lleva el pelo largo y rubio, justo como el Aquiles de “Troya”, y en su pecho, sobre el maillot, puede leerse la palabra CUBA.

Al final creo que es eso lo que de verdad me excita, pensar que él, definitivamente, ha convertido la ficción en realidad y ha pasado de actor a luchador; y nada menos que en el equipo Cuba. Después de medirnos con la mirada, y sin resistir un minuto más, comenzamos a besarnos…. (De más está decir que en ese justo instante me desperté).

(…)

Después compartir estas escenas solo me queda invitar a quienes las lean a compartir también las suyas. Comenten de vuelta acerca de esos sueños rocambolescos que surgen a veces y que nadie, ni siquiera uno mismo, puede interpretar.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Karen Alonso Zayas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sueños (volumen 1)

  1. karinamarron dijo:

    Karen, también yo quise compartir mis sueños y me encontré, gracias a eso, con los fantásticos sueños de Camarero, que en su blog tiene una sección que se llama puertas y que te invito a que leas. Por lo pronto te comparto mi post y me quedo a la espera de tu segundo volumen
    https://espaciolibrecuba.wordpress.com/2014/02/27/para-espantar-los-malos-suenos/

  2. Camilo Santiesteban Torres dijo:

    Sigue, sigue con el sueña sueña que un día te vas a despertar en el patio – el del vecino porque tú nop tienes patio, y por supuesto muerta porque te caíste de tu piso – jajaja. Sigue soñando que a lo mejor en una de esas historias encuentras tu real propósito en la vida,pampaam. Un beso, gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s