Nostalgia

Por Kmilo

Tomado de El blog del editor

Hoy, 4 de junio del 2014, he sido ascendido al grado de primer teniente. En torno al ascenso, hubo un acto político y una actividad que disfruté de lo lindo. Quizás se me fueron por la garganta unos traguitos de más, pero nada traumático. Los grados me los puso la persona que ha devenido en alguien demasiado importante para mi vida: mi novia Hayat. Realmente no estaba feliz por los grados sino por la alegría que transmitía la gente al darme las felicidades, creo que por primera vez he sentido el regocijo inmaterial puro, cómo me explico: que no hubiera importado si me hubieran puesto sobre el hombro una cáscara de aguacate, lo más tangible fueron las felicidades y celebraciones, sumadas todas, las sinceras y las no tanto.

Entre música, baile, cervezas y algunos tragos combustionó la tarde cual gasolina de avión. Ya de vuelta, estando en el Semáforo de Guanabacoa vi a un amigo (para siempre) de mi inigualable pre: La Lenin. Me saludó y mirando los grados dijo: «Oh, ahora sí no hay quien te vea». Yo respondí con mi risa característica, lo abracé y continué mi camino.

Salí andando al menos un kilómetro, como hago casi todos los días desde donde me deja la guagua del trabajo hasta mi casa. Me puse a pensar. Es verdad que muchos amigos que tengo, con los que solía discutir temas variados y compartir buenas y malas acciones, pasta de dientes, gel para el pelo, golpes, borracheras y buenos abrazos, ya no están a la distancia que puede recorrer una guagua, ni siquiera dos. Es increíble como la vida va poniendo a las personas en posiciones y lugares inesperados, sea condicionado o no. Creo que al final siempre lo es, sea por uno mismo o por alguien.

Desde hace unos años el grupo de amigos del preuniversitario y universidad, nos reuníamos en ciertas fechas señaladas y cada vez el número de participantes era más reducido. Las causas, comunes o no; las consecuencias, casi siempre otra latitud. Una vez en aquellas reuniones, le dije con tristeza a la madre de uno de aquellos grandes amigos: «Lo único que yo quisiera es que no se fuera más nadie, menos empujados por realidades que pudieran tener solución». Ella subió las cejas, se mordió suavemente los labios y con pesar dijo: «Ojalá mijo».

Cada cual hace su destino y las decisiones que se toman en torno a él son todas válidas. No por el simple hecho de que es tu vida, sino porque uno sencillamente tiene el derecho de elegir, aunque no queden muchas opciones.

No obstante a ello, ese tipo de elecciones nunca fueron muy bien vistas por mí. En varias ocasiones ataqué el libre albedrío de alguno de ellos, con respecto a los temas más calienticos que se comentaban a diario. Sin embargo, hacia mi persona siempre hubo tolerancia, lo que agradezco en la vida. Con el tiempo me di cuenta que ese tipo de euforias eran reproducciones acríticas condicionadas también. Quizás hoy a la altura de mis veintiseis años me entiendo. Sencillamente me di cuenta que la demagogia es el arte de la mayoría de lo hipócritas; y a esos, los odio. Es como si ahora tomara real conciencia de lo que significa el amor a la patria y a la Revolución, aunque no siempre parezca tan coherente y pueda dar lugar a interpretaciones muy alejadas a mi postura.

A todos esos amigos los quiero y los querré siempre, por encima de cualquier situación y en donde quiera que estén. Yo soy como soy y ni palomas ni las estrellas me van a alejar de ustedes más de lo que la misma vida pueda.

Los quiero chamacos, cuídense.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Camilo Santiesteban Torres y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Nostalgia

  1. Camilo, que bonito articulo, despues de la subida al Turquino o mas bien a Aguada de Joaquin, estoy segura de que eres una de las mejores personas que he conocido y de seguro que conocere tambien. Kenia

  2. Camilo Santiesteban Torres dijo:

    Gracias. Tú también eres genial. Saludos.

    • chama, hay una pila de comentarios en FB de varias personas emocionadas con tu texto, diciendo incluso que es lo mejor que han leido: el Bla, Karol, Tommy, etc. etc. Felicidades!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s