Destino Baracoa (segunda parte)

11329815_686247244837842_4355244400972965486_nPor Kmilo

Como a las cuatro de la tarde llegamos al campamento. Llovía torrencialmente. El río nos quitó las últimas pestes y sólo esperaba que mi compañero diera el sí para que el camino fuera nuevamente nuestro. Rodo venía con problemas en una rodilla, yo no estaba al cien por ciento, pero mi ego no me permitía bajar la cabeza.

La mañana del 15 nos despedimos de los escarabajos/ajas y la bondad de un camionero nos llevó a Bartolomé Masó. De ahí en algo a Yara, después Bayamo, Santiago de Cuba – Dios, me encanta la vibra de esa ciudad- Guantánamo y… bueno, se acabó el buen viento. Cuatro horas más tarde todavía teníamos buen ánimo y llegamos a la conclusión de que compartir al menos unos raticos con la tropa, bien merecía el sacrificio.

De pronto apareció la última tabla y la agarramos como garrapatas, aunque siempre nos sobró una mano para ayudar.

De La Farola no vi mucho, el tipo iba a mil.

Llegamos al pico de una loma y Kike nos saludó al principio como si nada, coño, que habíamos atravesado el oriente cubano al pecho – ná, después nos abrazó- Ver al resto de los amigos nos dio las últimas fuerzas del largo día.

Paso del Toa

Me da la gana de decir que el 16 fue el mejor día, ¡coño! No porque estábamos nosotros, sino, porque compartimos con una comunidad una jornada de sus vidas.

De esas cuatro horas me acordaré el resto de mis días. Gracias les doy a todas las personas que hicieron posible esto, en especial a Adriel, a sus colaboradores, y a los moradores que compartieron todo lo que pudieron con nosotros.

Me acordé de Titita, Disamis, Karina e István por diferentes razones.

Baracoa – coa – coa

Para ser sincero, es un lindo lugar, no lo es más por… nada, no vale la pena amargar mi recuerdo. Tiene espacios únicos. El olor, incluso en sus calles, es diferente a todo lo conocido por mi nariz – agradable – Es una combinación perfecta de mar, montaña y gente de pueblo. Bendita seas.

Noche de carpeta

Conversamos en la noche plácidamente, maduros, centrados y unidos. Creo que por primera vez vi en los ojos de las personas cuál era nuestra principal misión. Me sentí con vocación de filántropo. Tener ganas de hacer algo por los demás, eso es, gente, eso.

Estoy seguro que las personas y sus realidades, sus felicidades y tristezas, sus avatares y voluntad de hacer sus vidas y la de sus semejantes, mejores cada día en los diferentes sitios del país, es la riqueza más irrebatible que tenemos. Nosotros hemos tenido el privilegio de vivir muchas de estas cosas en tres años ya, lo que nos plantea la responsabilidad de hacer público y visible ese gran tesoro, que es la vida de los cubanos, la alegría y las ganas de echar para adelante, por encima de todo defendiendo sus raíces, sin importar las circunstancias. Como diría mi amigo Carlos en una conversación: siempre vale más ver la estrella entre tanta desolación.

Opino que cada encuentro tiene que apostar sensiblemente por la interconexión de todos con todos, eso es hermoso. Como se dice: Cuba es una y a la vez son miles, no deberíamos perdernos ninguna.

Notas al pie

Pie, dile a Titita que grité -Tititaaaa- una pila de metros por encima del nivel del mar, para que me oyera.

Pie, dile a Ana María que aunque no haya podido tomar helado, la aprecio, es algo agradable: jajaja, eres singular, agradable y machista.

Pie, dile a Karina, Disamis, Itzvan, Betsi y Victor, Gretel,y Yuri, que se extrañaron demasiado. Ah! Camarero, tu lugar siempre está ahí.

Pie, dile al grupo de escaramujos que su labor es enorme y da los mejores frutos.

Pie, dile a todos los guerrilleros que los quiero, son enormes también.

Pie, dale las gracias al Rodo por ser mi amigo fiel, en las duras y en las más duras. Abrazos, mi herma.

Hasta pronto; Blogueros.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Camilo Santiesteban Torres y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Destino Baracoa (segunda parte)

  1. Gracias un montonazo Kmilo por llevarme de nuevo, leerte fue como vivir de nuevo esos días y lo necesita ya…para mi verte, reencontrarnos, verlos de nuevo a los dos (aunque casi al final) fue de las mejores cosas de ese viaje.

  2. camarero dijo:

    gracias, kmilo, por dejar que mi lugar esté… espero poder participar de la próxima, ya sé dónde y más o menos cuándo… si todo sigue estable con mi papá, iré… abrazos a todos mis amigos de guerrilla que dentro de blogofera cuba son algo aparte…

  3. Camilo Santiesteban Torres dijo:

    Camarero, ni yo ni nadie deja nada, ese lugar es tuyo y jamás será ocupado. Abrazos
    Eli yo te quieroooooooooooo. Besotes.Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s