Silvio Rodríguez y Escaramujo

11 (2)

Por Yohana Lezcano

Soñar se traduce, pues, en visualizar el futuro del proyecto. Anhelamos que la experiencia se socialice y se multiplique intensivamente en los territorios provinciales con la ayuda de distintos actores implicados, que los muchachos egresados de las EFI puedan ser coordinadores de otros talleres junto a los de la universidad, que Escaramujo se enriquezca con formas comunicativas otras más allá del audiovisual, que la Educación Popular siga mostrando sus potencialidades para el trabajo en escuelas con alto rigor disciplinario, que cada niño de las EFI tenga la oportunidad y la voluntad para materializar sus sueños….

Esta vocación motiva a Silvio Rodríguez para entregarnos a todos la dicha de ver al arte, la comunicación, o cualquier acto creativo como vehículo para crear historias propias, emprender nuevos derroteros y revisitar los senderos andados: “Me parece una experiencia muy interesante la de ustedes. Me gusta mucho que utilicen el arte, creo que el arte es curativo. Me parece que todo lo que se haga a través de crear condiciones para que las personas se expresen y saquen lo que tienen dentro, nos hace mejores”.

Los consejos del poeta nos invitan a seguir soñando lo posible: “Me ha gustado verlos tocar la guitarra, cantar y bailar. Me encanta que rían, que todo lo que hagan ustedes lo hagan riendo. La risa nos hace respirar, nos ensancha los pulmones y yo creo que también nos ensancha el espíritu”.

Nuestra convicción de poder alcanzar los horizontes, sabiendo que el camino es duro pero realizable, es incentivada con la canción final que nos obsequió el trovador. Escucharla nos llena de una insaciable “sed de amor” que nos provoca a ser eternos novios de la vida.

La ruta del Escaramujo se hace infinita en el clamor por la fantasía. El cierre momentáneo de este místico viaje que no termina contiene un pedacito de cada uno de nosotros: múltiples fotos grupales, risas, ansiedades, más promesas por cumplir, juegos de palabras, de fantasmas, de policías y ladrones…

Escaramujo es una de las formas que encontramos para abogar por la libertad, la verdadera, la que se siente, se vive y se defiende desde la autenticidad de cada ser humano. Ser libres es la única condición para poder imaginar, para sonreír, para ser, para amar, para soñar. ¡Gracias por eso Escaramujo!

2012

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s