Entrevista con un avión

museo-nacional-de-losPor Rodolfo Romero Reyes

Tomado de El blog del editor

Está inmóvil. Su imagen la llevo en mi mente desde que, siendo pequeño, caminaba junto a mi hermano y mi mamá por al lado de un museo que, siempre me explicaron, era el de la Revolución. Cuando uno es niño recuerda los grandes objetos. Por eso, aquel museo era para mí el del yate Granma, el de los tanques de guerra, la camioneta que usaron aquel 13 de marzo y los dos aviones que reposaban bien cerca de la llama eterna.

Recientemente se me metió en la cabeza una rara idea: quería hacerle una entrevista a uno de esos aviones. Sí, porque si al menos uno de ellos pudiera hablar, podría contarme sus anécdotas. De los dos entrevistaría a aquel que conserva las siglas de la Marina de Guerra del ejército de Batista. La primera pregunta sería: ¿qué hace tú aquí si este es el museo de la Revolución?

Entonces el avión me contaría su historia y narraría cada uno de los detalles de aquellos días finales del año 1958.

Él era un avión Vought Sikorsky –conocido como Kingfisher–y había sido ocupado en «El Arpón» el 10 de noviembre de 1958, en territorio del II Frente Oriental «Frank País».Vendría entonces mi siguiente pregunta: ¿cómo es posible que el Ejército Rebelde «ocupara» un avión?

De esta forma me enteraría que, siguiendo una orden del Comandante Raúl Castro, tropas del II Frente habían preparadoalgunos terrenos para que sirvieran como pistas de aterrizaje a aviones que vinieran desde el exterior con armas y municiones. La Columna 17 «Abel Santamaría», dirigida por el Comandante Antonio Enrique Lussón, había escogido desde el mes de agosto, un potrero al lado oeste del río El Arpón, cerca de un cementerio y a un kilómetro de la Comandancia de la Columna. El terreno había sido enmascarado con algunas matas grandes de Guásima, para disimular la improvisada pista de aterrizaje.

El 10 de noviembre, sin previo aviso y procedente de Sierra Cristal, aterrizó mi «entrevistado»: un Vought Sikorsky de la Marina de Guerra, que tenía una ametralladora 30 en la cola y 700 proyectiles en la cinta;venía piloteado por un teniente de la dictadura de Fulgencio Batista.

Según el testimonio del Comandante Lussón, en el libro Triángulo de victorias, el teniente de apellidoBacallao, había trasladado a un alto oficial de la marinadesde Santiago de Cuba hasta Felton. De regreso,observó dos o tres yipis en los que viajaban rebeldes. Decidió sobrevolarlos y hacerles fuego con la ametralladora de la cola. En el primer pase los rebeldes se desplegaron pero, en el segundo, hicieron fuego. El piloto intentando huir a las balas hizo una trepada violenta que le llevó un pistón al motor del aparato y se vio obligado a realizar un aterrizaje forzoso por fallos en el motor.De esta forma, el avión llegó a territorio del II Frente.

La primera acción de la Fuerza Aérea Rebelde

En menos de un mes los técnicos de la naciente Fuerza Aérea Rebelde, después de comprobar que el motor estaba fundido, decidieron poner en su lugar el de un avión que había llegado de los Estados Unidos con armas, pero que al aterrizar en Moa se fue de nariz y perdió la hélice y el tren de aterrizaje.

Con el avión en plena disposición combativa, el jefe de la recién creada Fuerza Aérea Rebelde, capitán Evans Rosales, le propuso al ComandanteRaúl Castro que un experimentado piloto del Ejército Rebelde fuese quien realizara la acción área prevista sobre el cuartel La Maya, donde las fuerzas guerrilleras sostenían un fuerte combate.

El piloto escogido se trasladó por tierra hasta el escenario del combate para ver las posiciones que ocupaban las fuerzas revolucionarias y los adversarios. Entonces el capitán Evans, le informó al ComandanteLussón que a partir de las 5am del 7 de diciembre se iniciaría la operación aérea para acelerar la rendición del cuartel.

Un día antes de la acción, Raúl visitó la pista de Mayarí Arriba, acompañado de Vilma Espín y varios oficiales de la Comandancia Central para comprobar el estado técnico de la nave. Allí se bautizó la operación con el código A-001.

A la madrugada siguiente el piloto se introdujo en la cabina de mando, mientrasque el artillero Leonel Paján se posicionaba en la parte trasera con la ametralladora. Luego de algunas interrupciones de última hora, apenas sin calentar el motor, el aviónliberó sus frenos de parqueo y tras una corta carrera se elevó en el aire a cumplir la que sería, la primera misión combativa de la naciente fuerza aérea. Eran las 5.45am del 7 de diciembre.

La nave hizo un primer pase sobre el cuartel La Maya para precisar su ubicación. En el segundo, dejó caer las bombas, que hicieron blanco justo en el patio del cuartel. Lo inesperado y efectivo del ataque, sumado a que las fuerzas rebeldes fueron capaces de rechazar los refuerzos que venían de Santiago de cuba y Guantánamo, causó la rendición inmediata del cuartel. Después de 14 días y 13 noches,la victoria rebelde servía también para rendir tributo al Titán de Bronce, cuando se cumplía el aniversario 62 de su caída en combate.

En horas de la tarde, llegó el Comandante Raúl a La Maya. Alrededor de las 6pm, el Jefe del II Frente subió a un auto que estaba en el centro de la ciudad y les habló a los soldados y al pueblo que a su alrededor se había aglomerado. Minutos después, los hombres y las mujeres de La Maya, juntoa los miembros del Ejército Rebelde, iniciaban las labores por restablecer el orden y rehabilitar elpoblado donde se había librado el feroz combate.

La historia no terminó en La Maya

Si el avión hablase, nos diría que su historia y la de su entrañable piloto no terminarían en aquella acción. Apenas unos días después, llegarían juntos a Sagua de Tánamo para dar apoyo aéreo al Comandante Aníbal. Y aunque estas acciones no tuvieron la efectividad que tuvo la primera, volvía a aparecer la fuerza rebelde, encabezada por ese Kingfisher, el primero de los aviones de las FAR.

Creo entonces que en este punto de mi entrevista imaginaria, el avión tomaría una pausa en la conversación y, ya casi al final, nos revelaría el nombre de aquel piloto que junto a él tomó por asalto el cielo del II Frente. Nos diría que su nombre era Luis Alfonso Silva Tablada, el Abuelo,quien después de enero de 1959 seguiría del lado de los justos, primero prestando servicios en Santiago de Cuba, y luego, en agosto de 1959,como jefe de la Base aérea de San Antonio de los Baños.

Nos contaría que Silva estaba en su puesto aquel 15 de abril de 1961, cuando aviones mercenarios bombardearon los aeropuertos como preludio de la invasión; que fue de los primeros en salir a cumplir misiones dos días después cuando se produce el desembarco por Playa Girón y que cumplía su segunda misión a bordo de un B-26 cuando fue alcanzado por la metralla enemiga de los barcos invasores en horas de la tarde del 17 de abril.

Presumo que «mi entrevistado» me confesaría sentir sana envidia de aquel B-26 que piloteaba Silva en los últimos minutos de su vida. «Hubiese sido un final heroico para los dos», me digo. Pero este Kingfisher tuvo y tiene una misión más importante que cumplir: seguir ahí, inmóvil, eterno, en el museo de la Revolución para que cada una de las personas que pase por su lado recuerden siempre el heroísmo del piloto Silva Tablada, el significado de aquella primera acción aérea que tuvo lugar en el II Frente y la valentía de tantos jóvenes cubanos que dieron su vida en plena Sierra Maestra, y que, ciertamente, también tomaron el cielo por asalto.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Rodolfo Romero Reyes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Entrevista con un avión

  1. Fam. Labañino Palmeiro dijo:

    Bello, sencillamente bello y conmovedora manera de recordar a Silva Tablada
    Felicitaciones
    Cariños
    Eli

    Enviado desde mi iPhone

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s