Taller en el Centro Martin Luther King

IMGP0899Por Rodolfo Romero Reyes

¿Ya pasaste el Básico? ¿Qué te pareció? ¿Está escapa´o, verdad?

Tres preguntas comunes que cualquier amigo te formulará si se entera que andas en “eso de la Educación Popular”. Se trata de un Taller Básico que desarrolla el Centro Memorial Martin Luther King (CMMLK) y que propicia un acercamiento a la concepción y metodología de la educación popular. Para entender un poco la dinámica de este taller que transcurre de forma intensiva por espacio de una semana, te propongo entender algunas “teorías” que por supuesto, han sido construidas desde la práctica.

Teoría del choque

¿En dónde estoy metido? ¿Qué cosa es esto? Es lo primero que preguntas cuando llegas al centro mochila en mano. El primer “choque” tiene lugar cuando descubres que absolutamente todas las personas que encuentras a tu paso te tratan con cariño, educación y respeto, como si te conocieran de toda la vida.

Después subes a tu dormitorio y… sorpresa: pequeños cubículos con dos literas, baños compartidos para ocho personas, y para colmo, ni las gavetas ni las habitaciones tienen llave. ¿Será acaso una beca posmodernista?

En pocas horas después ya habrás comprendido: si hablamos de “hombres nuevos” no hacen falta llaves, ni cerraduras; serán una familia sin secretos y con muchas cosas que compartir.

Teoría de los diálogos

En todo momento tendrás la oportunidad de escuchar y ser escuchado. Las conversaciones en pequeños subgrupos serán una rutina que nunca te aburrirán. Después, en sesiones plenarias, vendrá cada grupo con grandes papelógrafos escritos con plumones de fuertes colores. Al final de cada discusión el local que otrora llamaríamos aula, quedará lleno de papeles colgados en las paredes que formarán una especie de libreta colectiva.

También se impondrá un diálogo con tus prácticas; ese es uno de los más difíciles. Te descubrirás víctima de un mundo dominador y te identificarás como un agente “dominante” en muchas de tus relaciones personales, eso que alguien llamó “el dictadorcito” que todos llevamos dentro.

Por último un diálogo con la historia y con la ética de la propuesta de educación popular. Surgirán entonces cientos de inquietudes, de incertidumbres, pero junto a ellas verás nacer deseos incontenibles de sembrar amor y de soñar un mundo mejor posible.

Teoría del conocimiento

Después de dos días de largos e intensos debates te das cuenta que no has llegado a un lugar donde vas a recibir clases de educación popular, sino que vas a ir poco a poco, y de conjunto con tus nuevos compañeros, construyendo categorías, enlazando sentidos y arribando a conclusiones que constituirán finalmente los conocimientos que llevarás a casa.

¿Las lecturas…? Sí, no te impacientes que vas a tener a tu disposición una amplia bibliografía. Sin embargo, esos textos no son para leer en las noches: allí leerás en colectivo. Pasarás horas intensas alternando voces con tus compañeros, desentrañando las raras palabras de Gramsci, de Rebellato; alucinando con las enseñanzas de Freire y aprendiendo de cada observación de aquellos que te rodean.

Los coordinadores estarán allí, pero parecerá que aprenden contigo. Más que respuestas harán preguntas que guíen, que inconformen, que motiven largas discusiones. Serán también amigos que enciendan chispa, que irradien ganas de hacer.

Teoría de las noches  

Las noches siempre serán especiales e inolvidables. Cantarás junto a todos y escucharás historias provocadas por las notas de Silvio, de Serrat o de Benny . Intercambiarás con luchadores sociales de otros continentes y verás que nosotros, quizás, tenemos una “pelea” mucho más fácil, porque ellos se están jugando la vida contra un imperialismo que los asesina por ser revolucionarios. También jugarás hasta el cansancio, entre ejercicios y dinámicas de grupo.

Al terminar la última actividad pensarás que el tiempo ha sido poco y te inventarás razones para seguir despierto. Harás los amigos que no hiciste durante el día y contemplarán -en grupo- la luna singular que cada noche ilumina la barriada de Marianao.

Justo antes de dormir harás un ejercicio metodológico: pensarás en cada una de las técnicas realizadas y tomarás notas en tu libreta para cuando tengas que diseñar tu propio taller. Te irás a dormir, pensando en mañana y sentipensando un mundo mejor.

Teoría de la mística

Las mañanas empiezan con “místicas”; así llaman los coordinadores a estos ejercicios que invocan al aire, al agua, a la tierra, a los seres humanos. Reflexionas sobre nuestro papel en el mundo y piensas con fuerza en el abrazo con la madre tierra. Se trata de un brote de ternura, de sentir la necesidad de mirarte en los ojos de otros, de tomar sus manos, de hacerle un regalo.

Teoría de los… ¿orgasmos?

Sí, el taller tiene muchos momentos de clímax. Te emocionas, lloras; te estremeces, vibras; te sumerges, renaces… es una lluvia de orgasmos existenciales, pero no te esfuerces ahora, que por mucho que te lo expliquen no lo vas a entender hasta que no pases el taller. Es por eso que esta teoría es la más difícil de demostrar y por eso decidimos dedicarle pocas líneas.

Teoría del final/inicio

En esta experiencia no existe un fin específico. El tiempo de la súper semana acaba, pero empiezan nuevos caminos. Habrás compartido con más de cuarenta personas una experiencia que funciona como un motor pequeño que echará andar las decenas de iniciativas que ahora pasan por las cabezas de cada uno de los participantes.

Te das cuenta entonces que todas estas teorías no son solo para entender dialécticamente esta “súper semana”, sino para iniciar una nueva etapa marcada por la ética, el humanismo y un fuerte sentimiento patriota y revolucionario, porque afuera hay un “súper mundo” que requiere de tu “súper esfuerzo”. Te has nutrido de experiencias y sentidos compartidos, ahora ha llegado al momento de partirse el alma y echar a andar.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Taller en el Centro Martin Luther King

  1. Camilo Santiesteban Torres dijo:

    Eso debe estar volao, aunque creo que la visión que sus creadores tienen de esos talleres, puede ser más abarcadora. Su campo de acción está definido, pero no debe ser cerrado. Piénsenlo, la aplicación de muchas de sus técnicas tienen un alcance extraordinario en diferentes ámbitos. Abrazos Rodo.

  2. Camilo Santiesteban Torres dijo:

    Acere, qué pasa no dije na fula.

  3. Camilo Santiesteban Torres dijo:

    Caramba! Es esta mierda de máquina. Excusemua

  4. Aliné Galindo dijo:

    Gracias, por compartir tus enriquecedorar experiencias con tus fieles lectores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s