Caminaré

Por Kmilo

Te vi. Solté el cubo que tenía en las manos y fui a preguntarte la primera estupidez que se me ocurrió. ¿Todo es válido, no? No eras deslumbrante pero poseías ese algo que te hace soltar cubos y preguntar incoherencias. La verdad, fui tímido. El impulso me duró lo suficiente como para caerme al resbalar en el charquito que estaba a tus pies, justo cuando ya había planeado nuestras vidas. Enmudecí.

Ahora sólo te miro y ruego porque haya algún día un charquito cerca de ti, para tener la excusa perfecta y enamorarte una vez que me veas en el piso y te preguntes: ¿Quién coño este loco?

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Cuentos, de Camilo Santiesteban Torres y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Caminaré

  1. girlmistery dijo:

    No te preocupes Kmilo casi todos para no ser absoluta hemos pasado por locos alguna vez y hemos soltado cubos o buscado cualquier excusa aunque sea de medio centavo para acercarnos.

  2. Camilo Santiesteban Torres dijo:

    Dímelo a mí que ya me he caído un millón de veces. Que después me levanto eh!. Gracias. Kmilo.

  3. Eliza Bello dijo:

    Kmilo escribiendo poemas, ahora sí me han matado. Preciosos versos K y dichosa la chica del resbalón!! Pobres los que no son locos, muy aburrida es la vida sin locura, sin resbalones y para después levantarse, sin lecciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s