El primero en cumplir los 30

los-tres-mosqueteros

Por Rodolfo Romero Reyes

Siempre supimos que él sería el primero en cumplir 30 años, así como sospechábamos que Mabel sería la última (Mabel o Celia, no recuerdo bien). Lo cierto es que ahora, ya es un hecho: Pedro, uno de mis dos hermanos inseparables de la Universidad, acaba de cumplir 30 años.

¿Cómo un amigo se convierte en hermano? Bien Camilo Santiesteban podría dar toda una conferencia sobre el tema o Yuset Sama explicar desde su experiencia en curso. Esa no es una designación que se da por decreto. Sencillamente, lo sabes, te das cuenta.

Revisas tus fotos durante 5 años. Las tienes en carpetas, clasificadas. Ellos, tus hermanos, salen en todas las instantáneas. Si alguien te pregunta por tus mejores recuerdos, aparecerán como protagonistas o como aquellas personas a las que siempre les contabas tus secretas o no tan secretas hazañas.

En el caso particular de Pedro, la cosa va más allá. Si me piden que muestre mi incipiente labor como realizador audiovisual no hice ni siquiera un corto en el que él no apareciera como coautor. Compartimos todos los trabajos prácticos, los inicios de la Papilla, los proyectos de investigación, la pincha con Garcés en Privadamente Público y creo que no hicimos la tesis juntos porque ya eso sería demasiado.

Nos conocimos una vez, en casa de María Antonia. Él venía de ser el título de oro de su tecnológico en informática y yo el creyente de la Lenin (fueron percepciones iniciales de ambos, totalmente falsas). Nos unieron sentimientos políticos, lealtades, ganas de trabajar y cambiar el periodismo —y de paso el mundo—, construimos el grupo de amigos y amigas más lindo que uno pudiera desear si estudia periodismo en la Facultad de Comunicación. Por eso cuando nos propusimos recuperar después de 4 años la raptada Copa de cultura, lo hicimos juntos, yo como Presidente de la FEU y él como Jefe de Cultura. Aquello fue un plan estratégico cuyas bases hasta hoy continúan desclasificadas.

En fin, no debo seguir recordando hazañas. Por supuesto, tampoco momentos tristes, que también hemos compartido juntos. Hablaré de su cumpleaños, porque dentro de un año vendrá el mío. ¿No es así, Pedri?

Cumplir 30 es algo especial porque uno así se lo impone. Cuando llegue mi momento creo que organizaré un mes de celebraciones. No imagino como habrá sido su cumple allá en México, donde pronto será Máster en Narrativas Transmedia y otras Brujerías. En cambio, si visualizo como hubiese sido aquí.

La flaca hubiera prestado su casa en San Andrés, Celia llevaría su grill, Cárol se disputaría con todos para tener el detalle más creativo y cariñoso, Brenda le hubiese dado algún regalo “intensamentebrenda”, Mabel hubiese querido jugar al dominó con él y ganar y ganar y ganar, Urbino llegaría tarde pero en su carro, probablemente le hubiese dado botella a Abdul que no faltaría bajo ningún pretexto, Lima, por supuesto, no lo felicitaría, y el Licen y yo, nada Pedri, te daríamos un abrazo para salir de ti, porque sabes que no caemos en sentimentalismos baratos.

La fiesta empezaría en San Andrés pero terminaría en Playa, en esa casa que nos acogió como parte de la familia de Vicky, de tu papá, de tu hermano miki, de tus primos —especialmente de tu prima—, y de tus tíos… también de tus abuelas, siempre con nosotros.

Sería una gran fiesta. No lo duden, el homenajeado terminaría con la cara en el contén, como tantas veces en la UH. Lamentablemente nos separan geografías, trabajos, familias nuevas… pero cumplir 30 es importante. Y por eso, aunque no pudimos organizar la súper fiesta, comparto estas líneas como regalo, el que te prometí el viernes que tendrías el lunes, y que publico hoy martes. Un abrazo, mi hermano, para ti y para todos los miembros de eso grupo de Periodismo que, aunque no los mencioné a todos porque éramos 46, hubiésemos celebrado tu cumpleaños.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Rodolfo Romero Reyes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El primero en cumplir los 30

  1. Rosario dijo:

    Rodo, gracias por la crónica o como se llame. Yo me la tomé personal y me cambió el día porque yo también iría a celebrar a Pedro y a esos maravillosos años que pasamos juntos. Un abrazo.Ro.

  2. Aydelin dijo:

    Seguro sería una gran celebración, y a mí me daría mucho gusto también poder felicitar a Pedro personalmente. De cualquier modo, espero que haya pasado un buen cumple.

  3. yanet dijo:

    Hasta mi madre, desde San Andrés, me pidió felicitar a Pedro, incluso también imaginó una fiesta en la casa con todos los amigos, como en los viejos tiempos. Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s