Sobredosis

Por Nemo

(Tomado de la revista Alma Mater)

Efectivamente esta es la historia de dos pájaros que un día se instalaron en los predios de la sede del secretariado nacional de la Federación Estudiantil Universitaria (Feu) de Cuba, ubicada en la avenida 23 del capitalino reparto El Vedado. Allí llegaron con sus plumas, sus colores, contagiando a todos su alegría.
La feliz pareja de tortolitos no fue la primera de aquel curso universitario. A su arribo le había antecedido un fugaz noviazgo entre dos dirigentes estudiantiles: él, presidente nacional; ella, miembro del secretariado. La relación inició de modo similar a esas
que tienen lugar en contextos laborales, bajo la más absoluta discreción.
Muy pocos sabían del noviazgo. Sin embargo, en la medida que se puso sólida —la relación—, ambas familias fueron estrechando lazos. Por eso se volvió natural pasar un fin de semana en casa de la madre de él o las fiestas de fin de año en casa de los
abuelos de ella.
En fechas señaladas los novios recibían regalos. Uno de ellos, resultó ser el más singular: una pareja de ¿loros? ¿cotorras? ¿cacatillos? ¿periquitos?, en fin, dos pájaros, en su jaula,
que fueron a parar directo al único lugar donde pasaban más tiempo juntos la pareja de estudiantes: la Feu Nacional. La casona verde auguraba ser el recinto ideal para la jaula y sus inquilinos.
Los pájaros llegaron para irrumpir en la cotidianidad de la casa estudiantil. En pocos días se convirtieron en las mascotas de todos los integrantes del secretariado y atraparon el cariño espontáneo de los frecuentes visitantes. No solo mejoraron el colorido del lugar, sino que con sus trinos alegraban las tardes.
Cuando empezaron los recorridos por las provincias, ella y él se turnaban para alimentar y cuidar a «la cría». Las veces en que los viajes de ambos coincidían, una entusiasta y desprendida custodio se brindó para darle agua y comida, y atender cualquier necesidad que tuvieran los pajaritos. Todo transcurrió bien hasta que un día la «compañera» se enfermó y los dos jóvenes tuvieron que salir con urgencia para Guantánamo.
En vista de que nadie podía quedarse con los animales, a aquel joven talentoso en estudios, de buena oratoria y, curiosamente, pinareño, se le ocurrió la «genial» idea de pensar en ellos como si se tratase de personas racionales. Les sirvió una olla de agua y un pozuelo gigantesco de alpiste, allí tendrían como cinco raciones para los siguientes tres días de soledad. «Si lo saben administrar…», pensó el muchacho y viajó mucho más tranquilo.
A su regreso, ya estaban varios de sus colegas sentados en el lobby. Sus apesadumbrados rostros anunciaban la fatal noticia, que finalmente dio un valiente santiaguero: «oiga, compay, se murieron los pajaritos». La tristeza envolvió a todos por unos días.
Los despidieron con honores y los enterraron, solemnemente, en uno de los jardines de la Feu.
Días después, algunos muchachos de la Feem pasaron por el local y supieron la triste noticia. Uno de ellos, imprudente, preguntó la causa de la pérdida. La respuesta rápida de uno de los integrantes del equipo de la Feu, caprichosamente técnico medio en Veterinaria, arrancó la carcajada de los presentes: «La hembra murió ahogada, y el varón… de una sobredosis de alpiste».
La responsable de la comisión de Cultura, inspirada en los sucesos, decidió inmortalizarlos en estos versos:

«Si a la Feu llegas un día,
como alegre pajarito,
aunque sea por un ratico,
contagia con tu alegría.
Pero si llegara el día,
en que estás muy solo y triste,
y la nostalgia te asiste,
un consejo yo te doy:
aunque sientas hambre hoy,
no te metas tanto alpiste».

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s