Harry Potter enfrenta al Ministro de Magia

Harry Potter 1A mi amigo José Raúl Gallego,
por la valentía.

Por Rodolfo Romero Reyes

Parecía que el Congreso Nacional de Magos iba a terminar de un momento a otro. En más de una ocasión la presidencia había negado la palabra a los jóvenes hechiceros que se formaban en el colegio de Howards, bajo la cariñosa y ética dirección del Gran Mago Julius Decan. Indignado y aprovechando un minuto de distracción el joven Harry Potter apretó el botón rojo que encendía uno de los micrófonos.

-Permiso, permiso- e inmediatamente que tenía la atención de todos dijo, con la vista fija en Cornelius Funge, el Ministro de Magia:

-Yo quería pedirle permiso a usted y también a todos los delegados. Durante toda la mañana se ha estado hablando sobre formación y pensamos que nosotros tenemos un punto de vista importante a la hora de debatir este problema. Sin embargo, se le ha dado la palabra a una sola estudiante. Queremos proponerle a los delegados que están aquí y a la presidencia, que nos permitan intervenir sobre algunas cuestiones y dudas que creemos que es justo que se debatan en esta plenaria. Si usted lo permite y los delegados están de acuerdo.

Enseguida los espontáneos aplausos fueron interrumpidos por el Ministro de Magia.

-Miren, por acuerdo del Congreso ya terminamos el debate. Yo les propuse que entregaran todas las cuestiones que quisieran por escrito, incluso algunas podemos publicarlas. Pero el Congreso no puede continuar debatiendo porque ya se acabó el tiempo. Si el Congreso, que es soberano, entiende otra cosa…

-Bueno, yo quisiera que los delegados…-volvió a decir Harry pero fue interrumpido agresivamente.

-Perdona, perdona, dirigimos nosotros la reunión. Yo, como Ministro de Magia, soy el que someto las propuestas a votación. Si abrimos un debate ahora podemos sacrificar otros temas que están en el orden del día del Congreso. No podemos alterar una ceremonia de clausura que no está incluso en nuestras manos. Ahora tenemos que decidir si los compañeros consideran conveniente dejar abierto el tema de la formación de los estudiantes, si lo pueden proponer en otro marco por escrito o si continuamos el Congreso y aprobamos el informe central… ¿Aprobamos el informe central? ¡Qué levanten la mano los que estén de acuerdo!

Los murmullos invadieron la sala. Nadie estaba de acuerdo con semejante arbitrariedad.

-¿Estamos de acuerdo con concluir el debate?

Se hizo escuchar un gigantesco NOOOOOO.

-¿Estamos de acuerdo en darle la palabra a los estudiantes?- preguntó entonces el Ministro.

Un SIIIIIIIIIIIIÍ rotundo estremeció la sala del Castillo donde sesionaba el evento. Más seguro de sí mismo que antes de abrir el micrófono, y antecedido por otro fuerte aplauso, Harry Potter decidió hacer su primer discurso ante el gremio de Magos, Hechiceros, Brujas, Elfos y Duendes de todo el país. Así comenzó:

-Muchas gracias delegados, no saben el favor que nos están haciendo. Nosotros vemos preocupados como se están abriendo nuevas plazas y están entrando alrededor de 60 estudiantes por año, mientras estamos dando clases en condiciones que no son las mejores. Por eso queremos hacer un llamado importante a mantener la selectividad de la carrera y el rigor en las pruebas de actitud. No hacemos nada con entrar 70 estudiantes y que 35 se nos queden en el camino, o sean malos magos, o se exilien en el mundo de los muggles- hizo una pausa, sujetó con fuerzas sus espejuelos y continuó:

-Ayer alguien dijo que los estudiantes de Magia en tercer año se desilusionan de la carrera. Lamentablemente esto ha cambiado: ahora es en primero. Cuando se terminan las primeras prácticas los estudiantes regresan decepcionados. ¿Por qué? En primer lugar porque el Ministerio de Magia no nos da la atención que requerimos. Desde que estoy en la escuela he tenido un solo contacto con ellos: un almuerzo de bienvenida. Por otra parte, los jóvenes magos no fuimos invitados a los debates gremiales a nivel de base que se hicieron de este Congreso, alegando que éramos invitados, no delegados. Puede ser verdad, pero pensamos que debieron haber tenido la gentileza y la delicadeza de llevarnos a esos debates.

Harry sabía que muchos problemas importantes, como el escaso salario de los magos, no se resolverían ni con magia ni con brujería, pero existían otros aún más graves, más subjetivos, de los que sí había que hablar. Con esa intención prosiguió:

-Durante las prácticas laborales se rompe la ilusión de encontrar un medio mágico que sea como una gran familia, y en su lugar aparece la apatía de muchos tutores, el recelo entre los magos, la crítica malsana y, si por casualidad hay algún viaje, el medio se convierte en una olla de grillos. Hay que aclarar que no es en todos los medios, pues el mundo de la magia está lleno de buenos ejemplos de hechiceros con una ética y un humanismo extraordinario. ¡Ojalá tuviéramos 15 mil magos como Pepe, que suden amor por la magia! Que te critica las cosas con un amor que lo que te dan ganas es de coger los sagrados pergaminos e ir a luchar por la nación.

El joven mago enfatizó en que ni él ni los de su generación debían formarse como “macheteros de los conjuros y las brujerías”. Tomó con fuerza su varita mágica y apuntando hacia su enemigo sentenció:

-Dijo un hechicero latinoamericano que cada país tiene la brujería que se merece; ustedes van a tener que contar con nosotros, los jóvenes magos, para que nuestra nación tenga la Magia realmente se ha ganado- y disparó un rayo de luz directo al pecho de Cornelius Funge. Hubo una explosión de aplausos que hizo que, al menos por esa vez, el espíritu de Lord Voldemort abandonara el cuerpo poseído del Ministro de Magia. Después del suceso Harry Potter finalmente pudo regresar tranquilo a casa.

Anuncios

Acerca de rodoguanabacoa

Periodista, educador popular, escaramujo... amante de la historia de mi país: Cuba.
Esta entrada fue publicada en de Rodolfo Romero Reyes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Harry Potter enfrenta al Ministro de Magia

  1. Es una pena que esas cosas no se transmitan por TV. Afortunadamente yo conozco a ese Harry Potter. Saludos Rodo

  2. István dijo:

    Rodo: Bien por ti, valga la redundancia jejejeje
    aquí cuando hicimos nuestra asamblea de magos, dejamos que los estudiantes hablaran y no por protocolo, sino porque es su derecho, como lo tuve yo en mi tiempo. De hecho si de mi hubiera dependido habrían estado todos, pero en la Escuela de magia no los dejan ausentarse a para ir a una reunión del gremio de los magos.
    De todas formar aquí ellos hablaron. Es muy triste que tu comentario se base en hecho reales…
    Abrazos….

  3. El post me resulta más que familiar. Muy bueno, muy bueno, felicidades. Haremos toda la magia que esté a nuestro alcance!

  4. Sandra dijo:

    Muy bueno y claro Roberto. Saludos

  5. Sandra dijo:

    upss, me equivoque Sorry Rodolfo. Un abrazo.

  6. nubedealivio dijo:

    ¡Qué orgullo!, ese Harry que relatas… es mi AMIGO, y te puedo adelantar que en la más reciente asamblea de magos de su comarca se paró nuevamente y al mismo Cornelius le cantó otras cuarenta… por supuesto, Funge reaccionó con el mismo espíritu de la primera parte de la película. Pero como este Harry es mucho Harry, él no se cansa de pararse y de decir y de alertar y de obrar bien. Hay toda una facultad de hechicería levantándose gracias a él y a Hermione Ranger (jajajajaja qué también la conoces, verdad?). Me encantó tu ingenio pa narrar el suceso, Rodo. Un beso

    • ralexdelpino dijo:

      Ay Tunie, pero tú no te me quedaste atrás tampoco en la Reunión del Ministerio de nuestra Comarca, jaja, lo único que a ti habrá que buscarte otro personaje, tal vez el del cuento del elefantico, jajaja Vivo orgulloso de tener al lado mío en la redacción…

    • Jorgen .'. dijo:

      Que talento, el de tantos magos en la ciudad agramontina. Seguro que sus frutos serán mas grandes y dulces con el pasar del tiempo. Yo se que no ha faltado el artista, para niguno de los dos. Ni para Harry, ni para Tunie, ya tienen Voldemor, y con el tiempo tengran luz y gloria. Felicidades amigos mios y por la calle nos vemos….

  7. Glenda dijo:

    Rodolfo, yo estuve en aquel congreso de magos, y fui de los jóvenes pupilo que se iniciaban en la hechicería y que se pararon en medio a aplaudir a Harry Poter. Gracias por recordarme aquel grato momento, saludos desde Cienfuegos. Ah por cierto, un placer luego tener a Harry por dos años en mi Universidad de Camaguey.

  8. Dairen dijo:

    me gusta sip, me gusta la gente imaginativa y valiente

  9. He descubierto este post un poco tarde, la verdad; pero me parece genial. Yo estuve allí, fui testigo de aquel trance en que el estudiante de Magia le pidió al «Ministro» que al menos le dejara hablar , y este se puso como se puso. Vaya, demostró que él sí no cree en esoi de tarots ni bolas mágicas, jajaja.

  10. Pingback: Mi primer “hijino” o el show bautismal de Mauro-3399 | Nube de Alivio

  11. Pingback: Mi primer “hijino” o el show bautismal de Mauro-3399 | Bitácoras Cubanas

  12. Pingback: Mi primer “hijino” o el show bautismal de Mauro-3399 | Noticias de mi Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s